Rajoy, en Moncloa
El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, en una reunión en el Palacio de la Moncloa. Juan Carlos Hidalgo / EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha concedido esta mañana una entrevista a Susana Griso en 'Espejo Público'. La entrevista ha tenido lugar en La Moncloa, como el propio Rajoy ha dicho, después de "mis 40 minutos de todos los días haciendo elíptica y de que los niños se hayan ido al colegio".

Rajoy no ha tardado en opinar sobre el pacto anunciado el martes entre Albert Rivera y Pedro Sánchez. "Cada partido político hace lo que le parece bien. No es un pacto de investidura, no es un pacto de gobierno y no es un pacto que permita hacer las reformas que plantea Rivera. Me sorprende el entusiasmo de Ciudadanos por apuntalar al PSOE, por hacer presidente al señor Sánchez".

El presidente en funciones criticó el pacto que, según dijo, "no sirve para nada. No me parece lo más razonable un pacto entre PSOE, Ciudadanos y Podemos". Además, Rajoy anunció que en caso de que Sánchez fracase en su investidura: "Si no sale elegido presidente, yo voy a intentar formar un gobierno". En relación a ese intento de formar gobierno, Rajoy añadió que él ya ha enviado sus propuestas a PSOE y Ciudadanos: "No me ha respondido ninguno de los dos".

"En política conviene conocer las cosas, y en el caso de las diputaciones, no comparto las ideas del señor Sánchez y Rivera porque yo he sido presidente de diputación y no son ruinosas. No estoy de acuerdo en suprimirlas porque deja en una situación muy complicada a los pequeños municipios". En cuanto a la supresión de los aforamientos, Rajoy sí se mostró "dispuesto a hablar", para luego insistir en que el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos no habla de lo principal: "Hay que hablar de empleo, crecimiento. El paro es el gran tema y me sorprende que nadie hable de él".

"No me ha llamado nadie del IBEX para pedirme que me abstenga"

Para la reforma constitucional, el PSOE necesitará al PP: "Aquí todo el mundo promete, pero luego no puede cumplirlo", ha dicho Rajoy, que también reconoció que nadie le ha llamado para pedirle la abstención: "Nadie me  ha llamado para abstenerme, ni del IBEX ni de ningún sitio. No podemos votar a favor ni abstenernos en un programa como este, que dilapida cuatro años, y más cuando no han querido ni hablar con nosotros. Incluso el señor de Podemos se sentó a hablar conmigo una hora y media, y eso que votaremos en contra y les combatiremos. Es que ni han querido hablar". '¿Se siente un apestado?', le preguntó la periodista: "No me siento un apestado", respondió Rajoy.

"El mejor gobierno para España es uno presidido por el PP con el apoyo del PSOE y de Ciudadanos, porque es lo que han querido los españoles y eso hay que respetarlo", repitió el presidente en funciones. ¿Y un pacto sin Rajoy y Sánchez? "Yo no soy un escollo para el pacto", ha zanjado Rajoy, que también ha hablado de su relación personal con Sánchez: "No me llevo mal con él. Yo tengo que respetarle y lo respeto". "Nuestra conversación de hace unas semanas en realidad duró 30 segundos -confesó-, más o menos, porque ya ni me acuerdo de lo que hablamos". Pese a ello, Rajoy insistió en ese gran pacto con los socialistas: "Es que es lo mejor para todos, una coalición con el primero, el segundo y el tercero".

"Nunca le voy a decir al rey lo que tiene que hacer"

Sobre el papel de la monarquía en el proceso de formación de gobierno, Rajoy negó cualquier tipo de mala relación con la Casa Real. "Es totalmente falso, yo nunca le voy a decir al rey lo que tiene que hacer, nunca. Yo ví que no tenía opciones y dije que no, mientras otros llevan un mes y medio mareando la perdiz".

Rajoy también opinó sobre Rita Barberá, con la que ha hablado estos días: "Ella me ha dicho que es inocente, vamos a ver de que se le acusa y si se le acusa de algo", dijo, para criticar después la situación actual, en la que "el secreto de sumario se ha dilapidado, cuando es lo que debería defender a los ciudadanos. Conviene ser justo en estos casos", dijo Rajoy sobre la corrupción, esgrimiendo una lista de 170 políticos populares que han sido absueltos tras ser acusados de corrupción. Hay que intentar ser implacable con la corrupción, pero ser justo con las personas. Detrás de cada cosa hay un ser humano, hay muchas personas a las que se les acusa de cosas y luego son inocentes", señaló, sin aclarar si debería apartarse a Rita Barberá. "Ella está aforada porque es senadora por la Comunidad Valenciana, pero si ha hecho algo será juzgada igual. No hay un trato de favor con ella, pero hay que ver si se le acusa".

"La corrupción es lo que más daño nos ha hecho, pero hemos tomado muchas medidas", abundó Rajoy, que comparó su situación con la de Esperanza Aguirre: "Yo en mi gobierno no tengo a nadie imputado. Ella ha tomado la decisión que habrá estimado más oportuna y lo respeto, pero somos personas distintas".

Rajoy negó que se haya planteado dimitir: "En ningún momento, porque si dimito yo que soy el cabeza de lista, debería dimitir el número dos, tres o cuatro, y tampoco mi familia me lo ha comentado. Quiero ser el candidato si hay nuevas elecciones. He llegado a la conclusión de que soy un activo y que soy lo mejor para el Partido Popular".

"Ni a Hitler ni a Stalin les nombraron persona non grata en Pontevedra"

El pasado lunes, Rajoy fue nombrado 'persona non grata' en Pontevedra. "Me ha fastidiado", reconoció Rajoy, que acusó a PSOE y Podemos de la iniciativa. "No deberían haberlo hecho. Ni a Hitler ni a Stalin les han nombrado personas non grata en Pontevedra".

Ahí concluyó la entrevista, para dar paso a pequeñas confesiones más personales, como las doce horas que suele dedicarle a diario Rajoy al trabajo y su hobby de fin de semana, el running por los alrededores de La Moncloa: "A veces le doy horita y media".