Las autoridades chinas cancelaron por su "ordinariez" y "mal gusto" uno de los múltiples concursos televisivos para buscar nuevos talentos musicales con el formato del estadounidense American Idol o el español Operación Triunfo, según publica el diario China Daily.

El programa, llamado El primer latido, responde a los "intereses más bajos" y presenta "errores muy graves", como el comportamiento de los jueces o el contenido de las canciones, que perjudican la imagen de los medios televisivos, explicó la Administración de Radio, Cine y Televisión.

Entre otros ejemplos, cita un programa en el que una integrante del jurado se puso a llorar tras la expulsión de su candidato favorito, lo que desató "un gran caos en el plató".

La cancelación es un aviso a otras televisiones para que cuiden de la calidad de los programas"

"Ha tenido sin duda una mala influencia social", añade el organismo, que discutirá ahora el castigo que impondrá a los responsables del programa, emitido por la televisión local de Chongqing.

En pantalla desde 2006, el concurso había atraído a más de 100.000 concursantes de todo el país y la pasada temporada estuvo entre los más vistos del canal televisivo.

"La cancelación es un aviso a otras televisiones para que no se fijen sólo en la audiencia, (sino que) cuiden de la calidad de los programas y no recurran al mal gusto para tener contentos a los telespectadores", apuntó la Administración.

En abril, la autoridad televisiva obligó al programa a limitarse a las canciones "sanas e inspiradoras éticamente"

Desde el año 2004, se han popularizado en China este tipo de concursos en busca de talentos, de los que el más famoso es Super Girls.

El pasado abril, la autoridad televisiva le obligó a limitarse a las canciones "sanas e inspiradoras éticamente", a eliminar los "cotilleos" sobre los contendientes y las escenas de aficionados gritando y llorando.

El Gobierno chino está embarcado en una campaña nacional contra la moda de los reality shows en el país, que según los responsables públicos fomentan la chabacanería y el mal gusto.