Paneles solares
Instalación de paneles solares en el tejado de una vivienda. Bernd / Flickr (cc)

El año pasado el Gobierno del país de sol (¿?) tramitaba el real decreto de regulación del suministro y producción de electricidad mediante autoconsumo –parte de la reforma eléctrica emprendida por el Ejecutivo de Rajoy en esta legislatura–. Se aprobaba así el decreto que validaba el 'impuesto al sol' y que para muchos significaba un golpe de gracia a la energía solar y al autoconsumo.

Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que no todo está perdido. Dice la OCU que el autoconsumo empieza a ser rentable, "incluso a pesar de los costes de legalización y las diversas trabas administrativas que hoy existen”. En ese sentido asegura que es posible amortizar un kit fotovoltaico en unos 10 años.

Es viable sobre todo en viviendas independientes y adosadasSegún un estudio realizado por la asociación sobre kits fotovoltaicos, la tecnología está ya "madura, tratándose de sistemas muy fiables y que se adaptan muy bien a las condiciones climatológicas del país". La OCU señala que esta alternativa es viable sobre todo en viviendas independientes, adosadas o cualquier otro tipo de vivienda que dispongan del espacio necesario para instalar estos kits.

Así, la organización estima que para cubrir el consumo anual de una familia española media (3.500 kWh) harían falta ocho paneles fotovoltaicos, con un coste total de unos 7.000 euros, incluyendo la instalación y los 800 euros de legalización. En concreto, el tiempo de amortización de este kit sería de poco más de 10 años, si los costes de legalización se eliminasen o fueran inferiores "resultaría aún más interesante", señala.

Para OCU, el impacto en la amortización de los costes de legalización tiene especial repercusión en kits de menor tamaño que cubren sólo parte de la energía diaria necesaria, y donde el plazo para conseguir la amortización puede elevarse desde los 13 a incluso los 30 años, ya que el coste de instalación suele ser mayor que el propio coste del equipo, "algo que no parece que tenga mucho sentido".