Nazaret Los Llanos y Curiosity 1, los dos primeros premios de 'First Lego League Canarias'

Los dos primeros premios de la edición canaria 'First Lego League' han recaído en los equipos Nazaret Los Llanos (del colegio del mismo nombre de La Palma) y Curiosity 1 del Instituto Cabrera Pinto de La Laguna (Tenerife).
NOTA DE PRENSA Y FOTOGRAFÍAS: FLL GANADORES
NOTA DE PRENSA Y FOTOGRAFÍAS: FLL GANADORES
EUROPA PRESS/TENERIFE

Los dos primeros premios de la edición canaria 'First Lego League' han recaído en los equipos Nazaret Los Llanos (del colegio del mismo nombre de La Palma) y Curiosity 1 del Instituto Cabrera Pinto de La Laguna (Tenerife).

Estos son los dos equipos que obtuvieron las mejores valoraciones tanto en la categoría del juego del robot como en la exposición del trabajo científico y el de valores FLL.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, clausuró el encuentro que tuvo lugar el pasado sábado en el Auditorio Infanta Leonor de Los Cristianos, en el municipio de Arona donde han participado 42 equipos, 23 en modalidad

First lego league (FLL) y 19 en la Junior

First lego league (Jr. FLL), de todo el archipiélago. De estos, los dos campeones representarán a Canarias en la Gran Final FLL España que tendrá lugar en marzo en Gerona.

La FLL se enmarca en el proyecto 'Tenerife 2030' del Cabildo que tiene como objetivo mejorar las capacidades y las oportunidades de los ciudadanos de la isla, empezando desde los más pequeños, buscando la mejor capacitación, preparación y formación para su futuro, conceptos vinculados a la creatividad, la innovación y el emprendimiento.

El presidente del Cabildo estuvo acompañado en la clausura por el alcalde de Arona, José Julián Mena Pérez; la rectora de la Universidad Europea de Canarias, Cristiana Oliveira; el consejero insular de Innovación, Antonio García Marichal; el concejal del Ayuntamiento de Cultura y Educación de Arona, Leopoldo Díaz Oda; el vicerrector de Investigación de la Universidad de La Laguna, Francisco Almeida; y el representante de Urbaser, Alejandro Hernández.

Más de 4.500 personas participaron de las actividades de esta final canaria tanto en las exhibiciones como en la feria 'Diviértete y Experimenta' organizada por la Universidad de La Laguna.

La historia de este encuentro se remonta al año 1998, cuando la fundación sin ánimo de lucro FIRST* (que se corresponde con For Inspiration and Recognition of Science and Technology) y el gigante de juegos educativos LEGO* unieron sus fuerzas para crear

First lego league, que ahora se encuentra presente en más de 60 países.

Sin embargo, no fue hasta 2006 cuando la Fundación Scientia organizó la primera edición de FLL en España, edición que contó con 16 equipos. Diez años después, España se sitúa como el país de Europa que más equipos aporta a la competición, con 1.150 conjuntos en 2015.

En el caso de Canarias ha sido el Cabildo de Tenerife quien ha tomado el testigo de coordinar este programa para todas las islas y bajo sus objetivos de fomentar la cultura de la innovación y las vocaciones científicas entre los estudiantes canarios, todo ello con la idea principal de que invertir en el presente es la mejor garantía de futuro.

First lego league se gesta con la meta de proponerle a los niños que solucionen un problema mediante la ciencia y la tecnología, utilizando piezas de LEGO, aprovechando así la curiosidad innata que estos tienen a la hora de querer entender todo su entorno.

Temática variable

FLL presenta cada año un desafío de temática variable para los participantes. En esta edición, el reto se denomina 'Trash Trek', y consiste en la investigación para la búsqueda de nuevas formas para gestionar los residuos: desde su recolección y clasificación hasta su reutilización inteligente.

Para desarrollar una solución innovadora, los equipos cuentan con la colaboración de la empresa de tratamiento de residuos y servicios urbanos Urbaser, que ha compartido con ellos una serie de problemas reales para contribuir al desarrollo de los proyectos científicos.

El gran aliciente de FLL es lo que aporta en cuanto a los valores intrínsecos que son promovidos durante la preparación para el encuentro, destaca el Cabildo en una nota.

Habilidades y competencias del siglo XXI, como el trabajo en equipo, la creatividad, el emprendimiento y la resolución de problemas, son parte del proceso de crear un robot capaz de resolver los mismos desafíos que se les plantea a científicos adultos en la actualidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento