El primer ministro británico, David Cameron, ha anunciado que el referéndum en el que los británicos decidirán sobre la salida o permanencia de la Unión Europea (UE) será el 23 de junio.

Tras presentar ante su Gabinete el acuerdo con los socios comunitarios alcanzado este viernes por la noche en Bruselas, Cameron confirmó que la postura oficial del Gobierno británico será la de defender la continuidad en "una europa reformada".

No amo Bruselas, amo al Reino Unido "Dejar Europa amenazaría nuestra economía y nuestra seguridad nacional", afirmó el primer ministro británico ante el número 10 de Downing Street, su residencia y despacho oficial en Londres.

"No amo Bruselas, amo al Reino Unido, y soy el primero en decir que todavía se necesita mejorar y que la tarea de reformar Europa no acaba con el acuerdo de ayer", dijo Cameron tras una reunión de más de dos horas con sus ministros en la que defendió un trato que, a su juicio, otorga al Reino Unido un "estatus especial" en el club europeo.

En un discurso que supone el inicio de la campaña de cara a la consulta de junio, el jefe del Gobierno británico afirmó que el país es "más seguro" y "más fuerte" dentro de la UE, y advirtió de que romper los lazos con el continente sería "un salto hacia la oscuridad".

Cameron, que el lunes propondrá ante el Parlamento la convocatoria del referéndum en la fecha prevista, confirmó asimismo que los miembros de su Ejecutivo cuentan a partir de ahora con la "libertad" para oponerse a la postura oficial y argumentar a favor de la salida de la Unión Europea (UE).

"La decisión afecta hasta lo más hondo al tipo de país que queremos ser y al futuro que queremos para nuestros hijos. Se trata de decidir cómo vamos a comerciar con los países vecinos, cómo creamos puestos de trabajo, prosperidad y seguridad financiera para nuestras familias", sostuvo.

"Somos el Reino Unido y podemos lograr grandes cosas, esa no es la cuestión en este referéndum. La cuestión es: ¿Estaremos mejor trabajando dentro de una Europa reformada o bien estaremos mejor por nuestra cuenta?", dijo el primer ministro.

Para Cameron, el Reino Unido "será más fuerte en una Europa reformada" porque "podrá jugar un papel central en una de las mayores organizaciones del mundo desde su interior". "La decisión está en vuestras manos, pero mi recomendación está clara, creo que el Reino Unido será más seguro, más fuerte y mejor" dentro de la UE, afirmó.

El primer ministro se comprometió a "hacer todo lo posible" para cumplir el mandato de las urnas "cualquiera que sea la decisión" de los británicos en el referéndum de junio.

Osborne ve positivo el acuerdo

El ministro británico de Economía, George Osborne, afirmó este sábado que el acuerdo alcanzado con Bruselas para buscar un nuevo encaje para Londres en el bloque comunitario aúna "lo mejor de los dos mundos" para el Reino Unido.

"Tenemos los beneficios del libre comercio sin las cargas de estar en la eurozona. Tenemos los beneficios de la libertad de movimientos y viaje, y al mismo tiempo hemos lidiado con la cultura del subsidio que quiere lograr algo a cambio de nada", sostuvo Osborne en la cadena BBC Radio 4.

Tras el pacto con los 27 socios comunitarios, el Reino Unido es "más fuerte" y está "más seguro" dentro de la UE, juzgó el ministro de Economía, para quien "la alternativa es lanzarse hacia la oscuridad" y supone numerosos "riesgos para el país y su economía".

Cinco miembros del Gobierno se desmarcan

Cinco miembros del Gabinete de Gobierno de Cameron, se desmarcaron de la postura oficial del Ejecutivo y avanzaron que harán campaña por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

El ministro de Justicia, Michael Gove, divulgó un comunicado en el que afirma que abandonar el bloque común asegura al país un "futuro mejor".

El ministro de Trabajo y Pensiones, Iain Duncan Smith; la ministra para Irlanda del Norte, Theresa Villiers; el ministro de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes, John Wittingdale, y el líder de la Cámara de los Comunes, Chris Grayling, han expresado asimismo que disienten de la línea oficial del Gobierno, que respalda la permanencia en la UE.