Oleada de violencia en Israel y Palestina
Policías de Israel, junto a los restos de sangre de un joven palestino que fue disparado de muerte por las fuerzas de seguridad israelíes tras atacar a dos agentes en Jerusalen. Jim Hollander / EFE

Un palestino murió este viernes por disparos de agentes de Israel después de que apuñalara a dos guardias de fronteras israelíes en la Puerta de Damasco, una de las entradas a la vieja ciudadela amurallada de Jerusalén, según informaron fuentes policiales y locales.

El ataque se produjo poco después de las nueve de la mañana (ocho de la mañana hora peninsular española) en el céntrico y turístico lugar, que se ha convertido en foco de los ataques palestinos contra israelíes en la ciudad.

Una mujer palestina resultó herida leve por metralla del fuego de los policíasLas víctimas fueron heridas de levedad y trasladadas a un hospital, según informó el portavoz policial Micky Rosenfeld.

La Policía mató a tiros al atacante, un palestino de unos 20 años y de la localidad de Kfar Aqab, en el norte de Jerusalén Este, señaló la portavoz policial, Luba Samri.

Además, una mujer palestina de unos 50 años resultó herida leve por metralla del fuego de los agentes, recoge el digital Times of Israel, que identifica al atacante como Mohamed Abu Halaf.

Muere un soldado israelí

El violento incidente sigue a otro ataque este jueves en el que un soldado israelí de 21 años fuera de servicio murió y otro israelí de 36 años resultó herido al ser repetidamente apuñalados en la parte superior del cuerpo por dos adolescentes palestinos de 14 años cuando compraban en un supermercado en la zona industrial de Shaar Binyamín, una colonia en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, al norte de Jerusalén. Los atacantes fueron heridos por un civil armado y otro soldado que se encontraban en el lugar.

El Ejército israelí no cree que "esta oleada vaya a acabar pronto"Estos sucesos se enmarcan en una oleada de violencia que sacude Israel y Palestina desde principios de octubre en la que han muerto 179 palestinos, alrededor de dos tercios de ellos al perpetrar o intentar perpetrar ataques o presuntos ataques contra israelíes y el resto en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Esos ataques palestinos han provocado 30 víctimas mortales israelíes, a las que se suman dos extranjeros.

Preguntado por Efe, el jefe de la División de Operaciones del Ejército israelí, Nitzan Alón, tercero en la línea de mando, señaló recientemente que no cree que "esta oleada vaya a acabar pronto" y que las fuerzas armadas trabajan "dando por hecho que durará todo 2016".