Dos días después de las elecciones, un grupo insurgente iraquí, las Brigadas de los Muyahidin (combatientes islámicos), anunció ayer el secuestro de John Adam (en la imagen, difundida ayer por los terroristas en Internet), un soldado estadounidense a quien amenazaron con asesinar en 72 horas si no son liberados los prisioneros iraquíes. Los secuestradores dijeron que habían capturado a Adam durante un ataque en el que murieron «varios compañeros» del militar. Desde abril, 180 personas han sido capturadas en Irak por insurgentes.