En Murcia, agentes de la Policía Local detuvieron esta madrugada a un hombre de 43 años, como presunto autor del apuñalamiento de su esposa, de 47 años, que se encuentra ingresada en el hospital Reina Sofía de Murcia en estado grave.

El agresor no opuso resistencia a su detención

Las dos hijas del matrimonio, de 6 y 12 años, se encontraban dentro de la vivienda cuando ocurrieron los hechos, y han sido entregadas a unos familiares para que se hagan cargo de ellas mientras su madre permanece en el hospital.

Fue la propia mujer la que abrió la puerta de la casa a los agentes para que entraran y detuvieran al marido, que se encontraba sentado en el comedor de la vivienda, y que no ofreció resistencia a los policías.

Tenerife

La Guardia Civil detuvo de madrugada en el sur de Tenerife al presunto autor del apuñalamiento de su ex esposa, quien ha solicitado el alta médica en contra de la opinión de los facultativos y que se niega a denunciar al supuesto agresor, informaron fuentes de la Delegación del Gobierno y del cuerpo armado.

La mujer se niega a denunciar a su agresor

El apuñalamiento se produjo a última hora de la tarde del sábado en un locutorio telefónico de El Fraile, en el municipio tinerfeño de Arona, donde el ahora detenido, de 36 años, presuntamente asestó dos puñaladas a su ex mujer, una en la cabeza y otra en el tórax, y posteriormente se dio a la fuga.

La mujer, de 26 años, fue ingresada en el centro médico Hospitén Sur. Pese a que la mujer no quiere interponer denuncia, el detenido será acusado de la agresión y puesto a disposición judicial.

Tras producirse el apuñalamiento, se dictó orden de búsqueda y captura contra el presunto agresor, quien fue localizado de madrugada en un domicilio del Fraile distinto al suyo habitual.

Bilbao

Efectivos de la Ertzaintza detuvieron este sábado en la localidad vizcaína de Barakaldo a un hombre de 32 años que presuntamente golpeó e intentó asfixiar y agredir sexualmente a su compañera sentimental, que se encuentra embarazada.

La víctima sufría agresiones desde hace más de un año

El individuo empujó a la mujer contra un mueble, le apretó el cuello intentando asfixiarla y tras golpearla en repetidas ocasiones, la obligó a ir a una habitación y trató de agredirla sexualmente.

Cuando él abandonó la habitación, la mujer aprovechó para llamar y contar lo sucedido a un familiar, quien alertó posteriormente a la Ertzaintza.

Los agentes trasladados al lugar pudieron comprobar que la víctima presentaba diversas marcas como consecuencia de la agresión. También fueron informados de que la mujer viene sufriendo agresiones desde hace más de un año.