El periodista Juan de Dios Mellado Morales (Chauchina, Granada, 1942) se ha mostrado "muy satisfecho" de recibir una de las Medallas de Andalucía de este año, que considera un "honor" y "un reconocimiento muy importante a una vida profesional intensa de más de 40 años". Un trabajo, además, al que ha reconocido que "amo" porque "no sé hacer otra cosa".

Una labor de la que gran parte se ha desarrollado en Andalucía, tal y como ha subrayado el propio Mellado, y un reconocimiento, además, "a seguir en la brecha, trabajando por esta tierra a través del periodismo".

De hecho, ha admitido que "no sé retirarme", y es que, según ha afirmado, "el periodismo se vive muy intensamente, dedicándole gran parte de mi vida, incluso, familiar". Precisamente, quizá su familia ha sido "la que ha tenido que pagar el exceso de cariño a esta profesión".

De su larga y fructífera carrera, ha destacado el trabajo como cronista de la transición democrática a través de diversos medios, mediante los que luchó por "la democracia y la libertad", y también la Enciclopedia General de Andalucía y su versión digital, Andalupedia.

El veterano periodista, que recibirá la Medalla de la Comunidad, el próximo 28 de febrero con motivo del Día de Andalucía, ha hecho hincapié en que, pese a los años de autonomía, sólo se ha recorrido "una mínima parte" de lo que "Andalucía y el pueblo andaluz pueden hacer y ser".

Actualmente, "en unos momentos difíciles tras los recortes sufridos de manera inmisericorde, sobre todo en materia social, hay que volver a tomar el pulso a Andalucía y volver a dar el sentido social que tiene que tener esta sociedad", ha opinado.

Para Mellado, es necesario saber, sobre todo los jóvenes, "de dónde venimos y dónde estamos ahora". En este punto, el periodista ha querido poner en valor que "somos un pueblo dentro de España, al que nos gustar estar dentro de España y que no quiere separarse de España, sino todo lo contrario".

Se ha mostrado especialmente satisfecho de haber podido vivir fechas significativas de la historia más reciente de la Comunidad como el 4 de diciembre de 1977 con las manifestaciones en pro de la autonomía andaluza.

Y, como consecuencia de ello, haber sido testigo del Pacto de Antequera que suscribieron el 4 de diciembre de 1978 los 11 partidos políticos implantados entonces en Andalucía, por el cual éstos se comprometieron a unirse para conseguir en el menor tiempo posible la autonomía.

También, evidentemente, el 28 de febrero de 1980, en el que se celebró el referéndum sobre la iniciativa del proceso autonómico de Andalucía.

"Esta profesión tiene esa cosa tan bonita de que, aunque hayas vivido momentos duros y complicados, al final se te quedan en la memoria los más significativos", ha manifestado a Europa Press Mellado.

Sólo se arrepiente, en un exceso de autocrítica, de "no haber vivido más directamente los momentos claves de la transición en Andalucía y no haber tenido la fuerza de voluntad de recorrer más los caminos y trabajar todavía más por nuestra tierra".

Pasión y rigor

Por último, Mellado ha lanzado un mensaje a las nuevas generaciones de periodistas para que "se entreguen con pasión y con rigor a esta profesión", y que, dentro de éste último, tengan "la máxima capacidad de dudar de todo, incluso de su propia existencia".

A su juicio, "no hay que dar nada por hecho, sino comprobarlo todo y saber ajustar la información, no a los intereses de la empresa, sino a la verdad". "Hay que luchar para ser lo más libre posible y para responder sólo a quien te lee o te escucha", ha apostillado.

Mellado forma parte de una saga de periodistas que arranca con su padre, corresponsal del diario 'Ideal' de Granada' tras la Guerra Civil española. Inició su actividad profesional en los años 60 del pasado siglo en Madrid como redactor en 'Gaceta Universitaria', de la que llegó a ser director.

Se distinguió desde joven por su lucha contra el régimen franquista, participando activamente en la caída del sindicato SEU, uno de los símbolos en la universidad durante la dictadura.

Formó parte del sindicato estudiantil de izquierdas Federación Universitaria Democrática Española (FUDE), enfrentado a la citada organización vertical, lo que le llevó a ser detenido en diversas ocasiones.

Su dilatada actividad profesional incluye medios como 'Cambio 16', 'Sol de España' y 'Diario 16 Andalucía', del que fue director en Málaga.

Es precisamente en esta última etapa cuando destacó por su labor informativa y por su compromiso social, en especial cuando se trataba de los cambios políticos de la transición democrática en Andalucía o de acontecimientos como la muerte del malagueño Manuel José García Caparrós en las movilizaciones por la autonomía. Sobre este trágico suceso escribió, junto a otros compañeros, el libro 'Morir por Andalucía'.

Colaborador en diversos medios de los grupos Zeta y Prisa, ('Tiempo', 'Panorama', 'El Siglo', 'El País' y la Cadena SER), Canal Sur Radio y Localia, fue galardonado con el Premio Andalucía de Periodismo por sus trabajos sobre la corrupción en la Costa del Sol y luego, como editor, por la colección de libros 'Crónica de un sueño', sobre la transición en la Comunidad, por la Enciclopedia General de Andalucía y por Andalupedia.

Consulta aquí más noticias de Málaga.