Imágenes de varios de los surcoreanos secuestrados, difundidas por Al Yazira.
.

El portavoz talibán Mohammed Yousif Ahmadi achacó a un fallo en las comunicaciones el anuncio erróneo que hizo ayer sobre la liberación de dos rehenes surcoreanas que hoy siguen retenidas por los insurgentes.

El consejo supremo talibán "ha decidido liberar a las dos rehenes enfermas, pero el momento de su liberación no se ha decidido aún", precisó hoy a EFE Ahmadi.

El portavoz dijo que, a causa de las malas comunicaciones, ayer hubo un "malentendido" cuando habló con el consejo que le llevó a informar a la prensa erróneamente en el sentido de que las dos mujeres ya habían sido puestas en libertad.

Sin condiciones

Posteriormente, el comandante talibán en la provincia de Ghazni, Abdullah Abu Mansoor, quien asegura que tiene a los rehenes en su poder, dijo a la agencia afgana Pajhwok que las misioneras surcoreanas serían liberadas hoy.

El anuncio de la liberación "sin condiciones" de las dos mujeres llegó tras dos días de negociaciones directas entre una delegación talibán y otra llegada de Corea del Sur celebradas en la ciudad de Ghazni, capital de la provincia centro-oriental del mismo nombre en la que los misioneros surcoreanos fueron secuestrados.

Según dijo Ahmadi, se espera que las negociaciones continúen hoy y en ellas la parte talibán seguirá insistiendo en su demanda de excarcelación de ocho prisioneros en una primera fase de intercambio por los rehenes.

Los insurgentes afganos secuestraron a 23 misioneros cristianos, la mayoría mujeres, el pasado 19 de julio cuando éstos viajaban en autobús por la peligrosa ruta que une Kabul y la sureña Kandahar.

Tras exigir la retirada de tropas surcoreanas de Afganistán (anunciada ya para fines de este año) y la excarcelación de sus presos, los talibanes ejecutaron a dos de los varones a fines de julio pasado.