Ernesto Colman (Montevideo, 1961) dejó Argentina —país en el que residió durante su adolescencia— para desembarcar en Madrid en 1989 en casa de un amigo donde comenzó a fabricar piezas dentales que luego vendía a las clínicas.

Pero no fue hasta 1991 cuando el protésico dental uruguayo abrió la primera clínica en el barrio madrileño de Chamberí. Y lo hizo bajo el nombre de Vitaldent, que seis años más tarde inició su cruzada como franquicia con el objetivo de acercar tratamientos dentales más avanzados a todos los bolsillos. El empresario creó una red societaria en la que han participado familiares, como su mujer y su suegro.

Así, la empresa de Ernesto Colman se diferenció del resto y fue pionera en extender su modelo de negocio a base de franquicias: hasta esa fecha, ningún país del mundo contaba con una cadena odontológica similar.

Desde la década de los noventa, Vitaldent se ha expandido por el continente europeo, alcanzando una gran presencia en España, donde ha logrado confeccionar una red con más de 350 clínicas en todo el territorio nacional, tal y como se desprende de una información que facilita la página web de la compañía.

Ernesto Colman es uno de los diez detenidos por supuesto delito fiscalFue en 2007 cuando el holandés Gert Jan Puli cogió las riendas del negocio con el objetivo de encabezar una nueva etapa. Tras una década de expansión, la empresa, que según los datos facilitados ha atendido a más de 7 millones de pacientes, decidió centrarse en mejorar la atención de los clientes y frenar así su crecimiento.

Los últimos datos económicos que hizo públicos Vitaldent a través de un comunicado de abril del año pasado apuntaban a un incremento de sus ventas del 6,1% en el primer trimestre de 2015 respecto al mismo periodo del año 2014, hasta los 115,4 millones de euros. En ese mismo comunicado, señalaban que la cadena era "la compañía odontológica más grande de Europa" con 438 clínicas, de las cuales 174 son en propiedad y el resto bajo el modelo de franquicias.

En España, concretamente, Vitaldent apuntaba a un incremento de sus ventas del 4,5%, hasta los 91 millones. En Italia, sin embargo, donde desembarcó en 2005 y tiene un total de 83 clínicas repartidas por el territorio, sumaba 24,5 millones de euros de ventas, siempre de acuerdo a ese comunicado. Las últimas cuentas depositadas en el registro mercantil por Vitaldent, bajo la denominación Mev. Eficiencia Dental, corresponden al ejercicio 2014 y arrojan unas pérdidas de 2,7 millones de euros mientras que no se facilita el importe neto de la cifra de negocios.

Este martes, Vitaldent se convirtió en noticia después de que la Policía Nacional detuviera a más de una decena de personas por supuestos delitos económicos relacionados con esta cadena odontológica. Y entre los detenidos se encuentra Ernesto Colman, el hombre que durante años amasó una fortuna con las sonrisas de los españoles, por supuesto delito fiscal.

En menos de 25 años, Ernesto Colman se situó en las listas de los empresarios más ricos de España, con un patrimonio que oscila entre los 550 millones a 600 millones de euros.

Un total de 124 fincas repartidas por toda España y Nueva York, unos 36 vehículos y un helicóptero valorado en un millón de euros completan su fortuna millonaria. Amante de los caballos, representó a Uruguay en los Juegos Ecuestres Mundiales y en las pruebas de la Copa del Mundo, la policía ha encontrado algunos equinos en una finca de Villacastín (Segovia), donde se celebró el año pasado el Campeonato de España de Enganches.

Fuentes de la investigación informaron este martes de que la operación, que desarrolla la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, continúa abierta y que es fruto de numerosas denuncias de clientes. Ahora, la UDEF le acusa de liderar una "organización criminal" con el fin de desviar dinero a paraísos fiscales, como Suiza o Luxemburgo y reinvertirlo en artículos de lujo.