Agentes de la UDEF, unidad de la Policía Nacional especializada en delincuencia económica y fiscal, han detenido en la Comunidad de Madrid a trece directivos de la cúpula de Vitaldent por presuntos delitos económicos, entre los que pueden constar fraude, blanqueo de capitales y estafa.

Los responsables de Vitaldent detenidos desviaban sin declarar el dinero en metálico que exigían a sus franquiciados, concretamente a los países de Suiza y Luxemburgo. Luego ese dinero se reinvertía en artículos de lujo, coches de alta gama, fincas o incluso un avión valorado en un millón de euros que ya ha sido incautado por la Policía.

Según fuentes de la investigación el fraude asciende a varios millones de euros y la operación policial se precipitó ante la sospecha de que el principal implicado, el dueño de la empresa, Ernesto Colman, iba a fugarse cerrando el negocio y dejando las franquicias a su suerte.

La operación policial, bautizada como 'Topolino', depende del juzgado número 2 de Majadahonda, Madrid, que abrió la investigación a raíz de una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción por supuestos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo y estafa a franquiciados. Además de las detenciones, la Policía ha procedido a realizar 15 registros en sedes de Vitaldent.

La Policía se ha incautado de un avión y 36 vehículos de lujo en la operación Topolino contra la cúpula de Vitaldent Vitaldent es una empresa española que desde 1997 opera como franquicia con una red de más de 350 clínicas por todo el territorio y que emplea a más de 3.500 profesionales de la ortodoncia y la estética dental. En su página web anuncian que tienen siete millones de clientes.

Los arrestados formaban parte de un grupo organizado creado dentro de la estructura empresarial, diseñado para eludir el pago de impuestos a la Hacienda Pública, según la Policía. La Fiscalía, en un comunicado emitido este martes, habla incluso de "organización criminal" dirigida por el dueño de Vitaldent, Ernesto Colman.

El dueño de Vitaldent es un protésico dental uruguayo que abrió su primera clínica dental en España en Chamberí (Madrid) a finales de los ochenta. Su rápida expansión por franquiciado le hizo ganarse el sobrenombre de McDentist.

La Policía se ha incautado de un avión valorado en un millón de euros y 36 vehículos de lujo. En esta misma actuación se ha decretado la prohibición de disponer sobre 124 fincas repartidas por toda España. También está previsto el bloqueo de los saldos de las personas físicas y jurídicas objeto de investigación, repartidos en 25 entidades financieras, así como el bloqueo de los activos financieros de dos SICAV por importe de 5 millones de euros.

Fuentes de la investigación han precisado que la operación no tiene que ver con el funcionamiento de las franquicias de la marca, que están trabajando con normalidad. En Madrid, la clínica Vitaldent de San Bernardo corroboró a 20minutos que seguía atendiendo a los clientes con normalidad. Otras sedes permanecían abiertas al público, a pesar de que reconocieron estar teniendo problemas con el sistema informático tras haber dejado de funcionar de forma generalizada.

El Ministerio Público incluso apuntaba en un comunicado que serán los propios franquiciados los que se van a encargar de la administración de sus clínicas.

Suspensión de la franquicia

La Asociación Española de Franquiciadores (AEF) ha decidido este martes suspender cautelarmente como asociada a las clínicas dentales Vitaldent por supuestamente vulnerar el código deontológico de las franquicias que obliga a una gestión saneada y transparente. No obstante, a la AEF no le constan quejas por parte de los franquiciados.

Por su parte, el Consejo General de Dentistas ha exigido al Gobierno un cambio legislativo y la regulación del sector de la odontología para "poner coto" a un modelo empresarial que antepone el interés económico a la salud de los pacientes. Así, en un comunicado, ha pedido que la ley obligue a que la mayoría del patrimonio social y del número de socios en este tipo de sociedades correspondan a profesionales para poder vincular la prestación del servicio al conocimiento y a la buena ética y praxis profesional. También solicitan a la Administración que regule la publicidad sanitaria en todo el territorio nacional para erradicar los casos de publicidad engañosa y "acotar las ofertas en el campo de la salud", porque "la salud de las personas nunca está de oferta"