Ocho puertos y dos carreteras de Castilla y León permanecen cortadas al tráfico por nieve mientras que las cadenas son necesarias para circular en otros siete altos y 13 vías.

Según la información difundida por la Dirección General de Tráfico (DGT) recogida por Europa Press, están cortados al tráfico los puertos burgaleses de Portillo de Lunada, en la BU-572 a la altura de Río de Lunada; Portillo de La Sía, en la BU-571 en Río de la Sía, y Estacas de Trueba en la BU-570 en Río Trueba; los leoneses de la carretera LE-126 en La Baña, la LE-233 en Besande, la LE-234 en Puente Almuhey y la LE-321 en Redipuertas; y en Santa Inés, en la SO-830 a la altura de Vinuesa (Soria).

En el caso de las cadenas, son necesarias para circular por siete puertos de montaña: en la provincia de Burgos, en los puertos de La Mazorra, en la CL-629 a la altura de Bocos, el Alto de la Pinza, en la BU-601 a la altura de Montorio y en la BU-574, a la altura de Virtus; en la provincia de León, por los puertos del Pontón, en la N-625 en Oseja de Sajambre, y San Glorio, en la N-621 en Llanaves de la Reina y en la LE-321 a la altura de Vecilla de Curueño; en la provincia de Palencia, por Piedrasluengas, en la CL-627 en Areños, y en Las Portillas, en la P-215 en Velilla del Río Carrión.

Se encuentras cortadas al tráfico las carreteras CL-629 en Valdenoceda (Burgos) y la LE-473 en La Pola de Gordón (León).

Además, las cadenas son necesarias para circular por CL-633 en La Nuez de Arroba, la CL-127 en La Puebla de Arganzón, la BU-553 en San Pantaleón de Losa y la BU-574 en Virtos en el caso de la provincia de Burgos; la N-630 en Arbas del Puerto, la CL-635 en Burón, la LE-333 en Cofiñal, la LE-473 en La Pola de Gordón en León; la CL-627 en Cervera de Pisuerga, la CL-626 en Guardo y Salinas de Pisuerga, en Palencia; y la CP-004 en La Hoya y la SA-203 en El Cabaco (en este caso por hielo) en Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.