Triana Martínez ha hecho uso de su última palabra en el último día del juicio por el crimen de Isabel Carrasco y ha recordado el presunto episodio de acoso sexual que, según ella, sufrió por parte de la política leonesa, que ha calificado de "incidente", y ha aprovechado su intervención para acusar a muchos de los testigos de este procedimiento de mentir.

Con voz temblorosa, Triana ha precisado que solo fue capaz de "contarle el incidente" que tuvo que pasar "en su casa", en referencia al presunto acoso sexual por parte de Carrasco, a uno de los psiquiatras que le fue a visitarla prisión y que ha fallecido. Hasta ese momento, ha añadido, "solo se lo había contado a mi mamá".

Triana también se ha referido a que "muchos de los testigos" que han prestado declaración en la Audiencia Provincial de León "han venido a decir mentiras". "Decían que no se acordaban de sucesos, que no me conocían, que no eran amigos míos y otros no han querido venir...", se ha quejado Triana.

También se ha referido a las médicos forenses que la examinaron en prisión de quienes ha dicho fueron "especialmente bordes" y que no le permitieron quitarse las esposas durante la exploración.

Por su parte, la autora confesa del crimen, Montserrat González, no ha hecho uso de su última palabra.

Consulta aquí más noticias de León.