El puerto alavés de Opakua está cerrado para todo tipo de vehículos minutos antes de las diez de la noche por nieve, y los de Bernedo y Herrera están cerrados para camiones y vehículos articulados, mientras los turismos pueden pasar con cadenas.

Según recoge el Departamento vasco de Seguridad en su web, en el puerto también alavés de Azazeta es necesario el uso de cadenas para turismos y camiones, estando prohibido el paso para vehículos articulados.

Por su parte, la N-1 en Etxegarate, en sentido San Sebastián, permanece cortada en este caso por un accidente entre un camión y un todo terreno, ocurrido en el municipio de Idiazabal.

Consulta aquí más noticias de Álava.