Los talibanes exigieron hoy la excarcelación de sus presos para liberar a los 21 surcoreanos que mantienen secuestrados, condición que plantearon en las primeras negociaciones cara a cara con una delegación de Seúl celebradas en la ciudad afgana de Ghazni.

"Los delegados talibanes llegaron anoche a Ghazni para mantener con los surcoreanos negociaciones sobre los rehenes en un encuentro cara a cara", que comenzó a las 18.15 horas locales (13.45 GMT) y continúa el sábado, dijo el portavoz insurgente Mohammed Yousif Ahmadi.

A cambio de presos

Posteriormente, los dos negociadores talibanes comparecieron ante la prensa en Ghazni y dejaron bien claro que no soltarán a sus rehenes si el Gobierno afgano no libera a un número igual de prisioneros insurgentes.

"Como un primer paso para una solución amigable a la crisis del secuestro, queremos la liberación de ocho prisioneros capturados por el Gobierno afgano", dijo el mulá Bashir, citado por la agencia afgana Pajhwok.

Queremos la liberación de ocho prisioneros capturados por el Gobierno afgano"

Según Bashir, el Gobierno ya se había comprometido a excarcelar a 24 presos talibanes y no ha cumplido su promesa.

El otro negociador del bando insurgente, el mulá Nasrullah, se mostró satisfecho con la marcha de las conversaciones y dijo esperar que den resultado "en uno o dos días".

En Seúl, el portavoz de la Presidencia, Cheo Ho-seon, dijo que la liberación de los rehenes es posible, si bien añadió que, por su seguridad, "no se van a dar detalles de las conversaciones por el momento".

El Gobierno surcoreano ha reiterado que no puede negociar la liberación de ningún talibán pues ésta es una decisión del Gobierno afgano, que oficialmente descarta someterse a ese chantaje de los insurgentes.

La agencia Pajhowk informó ayer de la participación de un "mediador" del Gobierno en el encuentro, Waheedullah Mujaddidi, quien se declaró "optimista" sobre sus resultados y anunció "buenas noticias" para hoy por la mañana que no llegaron.

El Gobierno de Kabul mantiene que hará "todo lo posible" para lograr la liberación de los surcoreanos, pero siempre dentro de los límites de la "ley y la Constitución" de Afganistán.

Primera negociación

Se trata de la primera negociación cara a cara entre las dos partes desde que los rehenes, 23 misioneros surcoreanos, fueron secuestrados el pasado 19 de julio en la provincia centro-oriental de Ghazni. Los talibanes han ejecutado a dos de sus rehenes varones.

Las partes "han hablado de la liberación de ocho de nuestros prisioneros", mantuvo Ahmadi, que no mencionó la participación de representantes del Gobierno afgano en las negociaciones.

El portavoz de los insurgentes precisó que la delegación talibán ha entregado una lista con el nombre de ocho de sus prisioneros.

"Una vez sean liberados, entregaremos otra lista de ocho prisioneros hasta que el intercambio (por los rehenes) se complete", añadió.