El grupo Democracia Ourensana (D.O.) ha presentado en el juzgado de Ourense un documento en el que solicita personarse como acusación popular en el caso en el que han sido citados como investigados el presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, y la mujer que lo había denunciado previamente por ofrecerle supuestamente un empleo a cambio de sexo.

El abogado de la formación, Miguel Caride, ha explicado que la petición de D.O. se produce para "que se investiguen los hechos" y para "evitar que el caso muera" al pasar la denunciante de perjudicada a investigada.

Antes de la entrega de la solicitud, en la que también estuvieron presentes los dos diputados provinciales de D.O. Gonzalo Pérez Jácome y Armando Ojea, el abogado de la formación señaló que para Democracia Ourensana el caso podría corresponderse un posible delito de "tráfico de influencias".

Los motivos que han llevado a D.O. a presentarse como acusación particular son, según Caride, la necesidad de tener información "más allá de lo que sale en los medios de comunicación" y "evitar" que el caso muera al pasar la denunciante a ser investigada como posible co-autora de un delito de cohecho y tráfico de influencias.

Respecto al primero de los puntos, Caride lamentó que la única información que su formación tiene sobre el caso Baltar procede de "los hechos filtrados por la prensa". En este punto resaltó que D.O. entiende que éstos "son suficientemente graves" como para que "se tengan que aclarar los hechos y las circunstancias en las que se desenvolvieron".

Por otra parte, también resaltó la posibilidad de que "el caso muera" después de que la denunciante haya sido llamada a declarar como investigada por la jueza del Juzgado de Instrucción Número 3.

D.O. ha incidido en las dificultades de que el caso vaya adelante después del recurso presentado por el fiscal jefe de Ourense, Florentino Delgado. "La postura del fiscal es clara (...), opina que no se habrían producido delitos de cohecho y tráfico de influencias. No va a formular acusación", ha remarcado Miguel Caride.

"la causa moriría"

Pero, sobre todo, el abogado de D.O. ha incidido en que la mujer denunciante haya pasado a ser investigada. Caride recordó que "son incompatibles" las posturas de perjudicada y de denunciada al mismo tiempo. "Ante esta circunstancia la causa moriría", ha esgrimido.

En este caso, la única vía para evitar que el caso se cierre es "que se solicite alguna acusación por parte de alguna asociación o entidad" ha señalado Caride, motivo que ha animado a D.O. a presentar su solicitud como acusación popular.

"El hecho de que nos personemos no quiere decir que exista delito. Pero mientras no conozcamos los hechos no podemos valorar si hay o no delito. Es importante que cuando menos se investigue y aclare lo ocurrido", ha subrayado.

"siempre en el ojo del huracán"

Preguntado por posibles referentes judiciales a nivel nacional, Caride considera que el caso Baltar se asemejaría al Caso Nóos, "ya que es una asociación la que podría ejercer la acusación".

Momentos antes de la entrega del documento el líder de D.O., Gonzalo Jácome, ha insistido en que "al final siempre es D.O. quien está en el ojo del huracán", en referencia a que su formación se ha quedado sola a la hora de personarse como acusación particular.

Jácome confirmó que no hubo conversaciones con el resto de grupos presentes en la Diputación para presentarse como acusación conjunta, porque "no veían futuro en este caso" y justificó la postura de su formación política.

"Nosotros nos movemos por lo que vemos que está bien o está mal", ha defendido, para concluir que, en este caso, la formación observó que "podría haber un indicio de delito".

Consulta aquí más noticias de Ourense.