Los Mossos d'Esquadra han detenido en Girona a un hombre de 43 años acusado de robar siete teléfonos móviles, así como 1.000 euros en efectivo, una cartera personal y diversa documentación bancaria de un despacho de Banyoles, en Girona.

En un comunicado la policía catalana concreta que el supuesto ladrón habría entrado la noche del 7 al 8 de febrero en un despacho forzando la puerta de entrada, y una vez dentro desvalijó la oficina.

El detenido fue localizado a las pocas horas de haber perpetrado el robo por una patrulla de seguridad ciudadana de la policía que estaba por la zona de Girona, y al ser registrado le encontraron parte de los objetos sustraídos.

Consulta aquí más noticias de Girona.