La policía municipal de la localidad italiana de Berletta (región de Apulia) encontró hoy en la casa de una mujer de 70 años los cadáveres de sus dos hermanas, fallecidas hace un año, y con los que vivía desde entonces, según las primeras investigaciones.

Stefania Tupputi explicó a la policía que había vivido toda su vida junto a sus dos hermanas mayores, Carla y Angela Teresa, en una aislada casa de campo en Barletta, y que por ello decidió seguir viviendo con ellas, a pesar de que éstas hubieran muerto hace un año.

Hemos encontrado una situación de película de terror

Carla, que falleció presuntamente a los 74 años, se encontraba en una terraza de la casa cubierta por un colchón, mientras que Angela Teresa, la hermana mayor, que hoy tendría 80 años, yacía en una cama.

"Hemos encontrado una situación de película de terror", explicó el fiscal del tribunal de Trani, Luigi Scim, que ahora tendrá que investigar las causas de la muerte de la dos ancianas.

Un vecino lo descubrió  

Esta situación se descubrió después de que un campesino de la zona, que hacía algunos recados y la compra a las tres hermanas, denunciara que desde hacía tiempo no sabía nada de ellas.

Según el campesino, Stefania, nunca le permitió entrar en casa, y le dejaba en la puerta del jardín un mensaje con la lista de todo lo que necesitaba.

Tras la denuncia, la policía forzó hoy la puerta de la casa y descubrió los cuerpos de las dos mujeres y a la anciana, al lado del cadáver de un perro, en un evidente estado de confusión.

Stefania, que fue ingresada en el hospital en un grave estado de desnutrición, explicó a la policía que Carla murió por una enfermedad y que Angela Teresa poco murió después por el dolor de esta pérdida, y que ella no había querido separarse de sus hermanas.