¿Qué puedo hacer si nunca he tenido un orgasmo?

La posición económica de la pareja es uno de los factores que más influye en el número de orgasmos
La posición económica de la pareja es uno de los factores que más influye en el número de orgasmos
TARTAN FILMS

Hoy me dirijo especialmente a las mujeres, y no es que lo hombres no puedan, de vez en cuando, tener un episodio de anorgasmia pero como decía el famoso especialista en urología Jhon Foster Green “jamás he conocido, en mis cincuenta años de consulta a un hombre que nunca haya tenido orgasmos, y sin embargo he conocido cientos de mujeres en este caso”.

Las causas de las anorgasmias masculinas son coyunturales o manifiestamente orgánicas pero con las mujeres es diferentes la causa mayoritaria es psicológica.

Un porcentaje muy pequeño de mujeres siente orgasmos pero no los percibe, es decir, sus músculos vaginales experimentan contracciones rítmicas pero su cerebro no registra la experiencia como orgásmica y puede, a veces, convertirla en algo desagradable o doloroso, por lo que deben hacerse tratar por un terapeuta sexual.

Jamás he conocido, en mis cincuenta años de consulta a un hombre que nunca haya tenido orgasmos, pero si cientos de mujeres

No obstante la causa de la anorgasmia del resto de las mujeres es la combinación mortal de una educación estricta (particularmente la religiosa) y el desconocimiento de su propio cuerpo y de las sensaciones que en la piel se producen como consecuencia del deseo sexual.

Si la causa es una mala educación sexual el remedio es volver a educarse correctamente, para ello lo ideal es recuperar la experiencia sexual desde sus comienzos, empezando por el reconocimiento del propio cuerpo incluidos los genitales.

Tomate tu tiempo, búscate un espejo de mano fácil de manejar y tiéndete cómodamente en una postura en la que tus genitales externos queden perfectamente expuestos.

Has de identificarlos muy bien tanto con la vista como con el tacto, aprende a reconocer los diferentes momentos y los cambios que experimentan a lo largo de tu ciclo y en la experiencia de la masturbación.

Es muy difícil enseñar al cerebro a sentir apasionadamente con alguien si antes no ha aprendido a hacerlo en soledad desechando todo tipo de vergüenzas o sentimientos de culpa.

El plan para recuperar tu vida sexual consta de cuatro fases:

1. Cambia de actitud con respecto al sexo, deja de considerarlo como algo sucio, feo, indecente o cosa de hombres sólo y empieza a pensar que tú también tienes derecho a una vida sexual activa y plena.

2.- Acepta que el sexo como toda práctica humana está sujeta al aprendizaje y tú tienes que “aprender a tener orgasmos”. El cerebro tiene que abrir las puertas, que desde las distintas partes del cuerpo llevan las sensaciones de la excitación sexual hasta al cerebro para que este pueda provocar el orgasmo cuando esté saturado de sensaciones. Para ello lo mejor es desarrollar un buen archivo de fantasías, si eres visual busca películas, libros o fotografías. En el mercado hay mucho material y es bueno que te entretengas un poco hasta que des con lo que a ti te gusta.

3. Acepta la responsabilidad de tu propio placer. No eres la bella durmiente y no hay ningún hombre lo bastante hábil para despertarte si tú no lo has hecho previamente. Los orgasmos privados y solitarios son camino imprescindible para poder ser dueña de tu placer y poder compartirlo.

4.- Aprende a masturbarte de varias formas y con distintas técnicas. Usa tanto los dedos como vibradores o consoladores, cuantas más formas aprendas más fácil te será decirle a tu pareja lo que te gusta y cómo y donde te gusta. Recuerda que la mayoría de los hombres son unos grandes expertos en su propia sexualidad pero saben muy poco de la sexualidad femenina, no por falta de interés, sino porque las mujeres somos muy malas maestras y no somos capaces por miedo o por ignorancia de decirles como nos gustan las cosas del sexo.

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

Para grabar marca 911 847 602 y clave 122#

Para opinar sobre este tema llama al 911 847 602 y marca la clave 122#

¿Un SMS puede ser erótico?

 Nosotros creemos que sí. Estamos seguros de que con ingenio los 140 caracteres de un mensaje corto son suficientes para calentar el verano.

Participa enviando el tuyo al número 690 20 20 20. Publicaremos los mejores.

Diccionario Sexológico

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | X

Artículos relacionados

Mostrar comentarios

Códigos Descuento