Tres maestras de Cáceres serán juzgadas por pasividad ante el acoso a un alumno de ESO

  • Están acusadas de un delito contra la integridad moral por omisión.
  • Las sospechosas son directora, tutora y orientadora del centro escolar.
  • Los hechos tuvieron lugar desde octubre de 2012 a enero de 2013, fecha en la que el alumno abandonó el colegio, cuando cursaba primero de la ESO.
Pelea entre varios chicos en el colegio.
Pelea entre varios chicos en el colegio.
GTRES

Tres maestras del colegio concertado Sagrado Corazón de Jesús de Cáceres serán juzgadas como presuntas autoras de un delito contra la integridad moral por omisión, al actuar supuestamente con pasividad ante el acoso que estaba sufriendo uno de sus alumnos.

El Juzgado de Instrucción número de 4 de Cáceres había archivado la causa contra las tres maestras: directora, tutora y orientadora del centro y ahora la Audiencia de Cáceres ha dictado un auto, al que ha tenido acceso Efe, por el que revoca el sobreseimiento al existir "indicios mínimamente razonables para que la actuación de los responsables escolares se hubiera orientado acaso de otro modo".

Los hechos tuvieron lugar desde octubre de 2012 a enero de 2013, fecha en la que el alumno abandonó el colegio, cuando cursaba primero de la ESO.

Los cuatro alumnos que perpetraron el hostigamiento ya fueron condenados por el Juzgado de Menores en sentencia del 30 de septiembre de 2013 a realizar tareas socioeducativas durante un año con un contenido formativo educativo individualizado y orientado a desarrollar la empatía y el respeto a los demás.

Como hechos probados se indica en esa sentencia que los condenados apartaban al alumno en los recreos y se dedicaban a insultarle y hostigarle.

El hecho más grave tuvo lugar el 13 de diciembre cuando el alumno sufrió un ataque de ansiedad llegando a decir incluso que "se quería morir".

El abogado de los padres del menor, Emilio Cortés, en declaraciones a Efe, ha indicado que se decidió presentar una querella penal contra las tres profesoras por actuar con "pasividad" y no aplicar el protocolo establecido en el Decreto 50/2007 de 20 de marzo por el que se regulan este tipo de casos.

Asimismo, ha indicado Cortés, se apunta que el menor denunció los hechos a su tutora en el mes de octubre, tal y como recoge la sentencia, y que "nada se hizo".

Además, el auto de la Audiencia señala que tras el incidente del 13 de diciembre "ninguna de las querelladas tuvo propiamente como objeto la investigación de los hechos y la indagación de sus causas y antecedentes" así como "adoptar algún tipo de medida para identificar a los acosadores".

Las medidas que se adoptaron, según la sentencia del Juzgado de Menores, fue "una amonestación verbal y recriminación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento