El exvicepresidente de la Diputación de Castellón Francisco Martínez ha asegurado este lunes que se enteró en 2014 de que el proyecto de la depuradora de Borriol incluía una parcela que había sido adquirida por su hija y aportada a una sociedad de la que él era socio cuando lo desvelaron los medios de comunicación, pues hasta entonces no tenía conocimiento del hecho.

Así mismo, ha señalado que el expediente del proyecto de la depuradora "respetó" todo el procedimiento legal y que en la comisión de la Diputación en la que se aprobó el mismo, él desconocía su contenido, puesto que "no hay ningún político que se lea los proyectos".

Martínez se ha manifestado así durante su declaración en el juicio que ha dado comienzo este lunes en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Castellón, en el que está acusado junto al exalcalde de Borriol, Adelino Santamaría, y dos de sus hijos, entre otros, por la tramitación de la depuradora de Borriol.

El fiscal solicita para Martínez 4 años de prisión por los presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude ilegal y negociaciones prohibidas.

En su escrito de conclusiones provisionales, el ministerio público asegura que el exvicepresidente de la Diputación se concertó con el exalcalde de Borriol con la finalidad de posibilitar que por parte del primero se obtuviera un beneficio patrimonial ilícito a través de personas interpuestas y de sociedades en la venta de los terrenos donde se proyectaba construir la depuradora de Borriol.

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Valencia.