Registran la casa del sospechoso de la desaparición de una niña en Suiza

  • El hombre tenía su vivienda en Benimantell.
  • Fue hallado muerto por suicidio hace una semana.
Agentes de la policía durante el registro de la vivienda.
Agentes de la policía durante el registro de la vivienda.

La Policía suiza, en colaboración con la Guardia Civil, registra hoy la vivienda de Benimantell (Alicante) del ciudadano de 67 años que fue encontrado muerto la semana pasada y que es el principal sospechoso de la desaparición de una niña de 5 años en Appenzell (Suiza).

Fuentes cercanas al caso indicaron que el registro comenzó, por orden del juez suizo que investiga la desaparición de la menor, alrededor de las 9.00 horas y se prolongó hasta las dos de la tarde, aunque está previsto que la inspección continúe en las próximas horas.

Efectivos de la Guardia Civil de Villajoyosa y Altea, que tienen la demarcación sobre la zona donde se ubica el chalet, situado en una zona montañosa de frondosa vegetación con vistas al monte y al pantano de Guadalest, han colaborado en el registro.

Una comisión judicial suiza, encabezada por el juez que investiga la desaparición, se desplazó a este municipio alicantino para tratar de conocer la personalidad del ciudadano, su modo de vida y para determinar su conducta y actitud dentro de la línea de investigación que están llevando a cabo, informaron las mismas fuentes.

Durante la inspección de la vivienda, los agentes intervinieron el ordenador personal del fallecido y sacaron varias bolsas con objetos hallados en el interior de la casa. Vecinos de la zona señalaron que el hombre, que vivía desde 1990 en esta vivienda, era "peculiar", puesto que, al parecer, "inventaba artilugios extraños".

Uno de ellos dijo que era "tan raro que incluso no podaba los abetos de la vivienda", alegando que "no quería hacer daño a la naturaleza". Urs Hans Von Aesch, de 67 años, fue hallado muerto el pasado 1 de agosto, tras suicidarse de un disparo en la cabeza, en la localidad de Oberuren (a unos 30 kilómetros de Appenzell).

Un día antes desapareció la menor, cuando se dirigía a la piscina municipal de Appenzell para recuperar el champú que había olvidado, y la Policía relacionó este hecho con la muerte del sexagenario, ya que se hallaron restos de su ADN en el casco de ciclista de la niña, en su mochila y en su patinete.

CONSULTA AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN DE ALICANTE

Mostrar comentarios

Códigos Descuento