Mosquito
Cubetas con ejemplares del mosquito Aede Aegypty, el que transmite el virus del Zika. EFE

El ministerio de Sanidad ha confirmado que hasta el momento hay 23 personas infectadas por el virus del Zika en España, todas ellas tras haber visitado países afectados, por lo que se trata de casos importados.

Nueve de los pacientes se encuentran en Cataluña, de las que dos son mujeres embarazadas, cinco en Madrid, tres en Castilla y León, dos en Aragón, dos en Asturias, uno en Andalucía, uno en Murcia y uno en Navarra.

Ante la epidemia por virus Zika en la Región de las Américas, el Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y las Comunidades Autónomas, ha establecido una vigilancia de casos importados de enfermedad por virus Zika.

La confirmación de la infección se realiza en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

El vicepresidente de Médicos Mundi ve "alarmismo innecesario" 

Por otro lado, el vicepresidente de Médicos Mundi Internacional, Carlos Mediano, se ha referido este lunes al "alarmismo innecesario" que se puede provocar en la población con el virus del Zika, al considerar que debería tratarse de momento como alerta de salud para "ser vigilantes" pero no como una "amenaza real y grave".

Debería tratarse de momento como alerta de salud para "ser vigilantes" pero no como una "amenaza real y grave"

En opinión de este experto, que ha presentado en Granada el informe "Salud en la cooperación al desarrollo y acción humanitaria 2015", en estos casos se debe tener "calma y tranquilidad" y estudiar además de una forma más rápida cuál sería la relación y las consecuencias de las enfermedades que se pueden provocar.

"Evidentemente, después de la epidemia del ébola posiblemente haya una hipersensibilización ante distintas enfermedades, pero el dengue, que se transmite con el mismo mosquito, el año pasado mató a mil personas y no ha sido un alarma", ha explicado.

Mediano ha indicado que la Organización Mundial de la Salud está estudiando en estos momentos cuál es la relación entre el virus zika y diversas enfermedades, dado que se ha detectado que algunos países ha provocado microcefalias y en otros no.

"Creo que el zika tiene que ser una alerta pero, en este momento, no es una amenaza", ha insistido, al tiempo que ha reconocido que no se tienen los datos suficientes como para poder decir exactamente que se trate ya de una "amenaza real y grave".

Asimismo, ha abogado por que la OMS cuente con una especie de unidad de investigación rápida sobre este tipo de virus que evite o bien "alarmismos innecesarios" o retrasos a la hora de poder atajar la propagación de enfermedades de este tipo.