El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha manifestado su deseo de "bajar el tono de confrontación" con el Ayuntamiento de Zaragoza y "reconducir las relaciones" entre ambas instituciones "por la vía del acuerdo, el entendimiento y eso requiere diálogo y menos toques de tambor".

En declaraciones a los medios de comunicación, tras asistir a la firma de un acuerdo de lucha contra la pobreza energética en la sede del Ejecutivo autonómico, ha asegurado que quiere tener "una buena relación con el Ayuntamiento de Zaragoza y su alcalde", Pedro Santisteve.

No obstante, ha precisado, "para que las relaciones sean buenas tiene que existir una predisposición por las dos partes", algo que se traduce "en trabajos previos para que en las reuniones que se produzcan al máximo nivel exista la posibilidad de acuerdo y no se convoquen exclusivamente para hacer declaraciones explosivas a la salida" de las mismas.

A su entender, esto último "más que avanzar, significaría dar pasos atrás" y ha opinado que la metodología "más acercada es trabajar más hacia dentro y menos hacia fuera, más hablando y menos tocando el tambor".

Lambán ha estimado que hay que discutir en ámbitos "más técnicos" por parte de personas "conocedoras de los temas" las materias pendientes entre ambas Administraciones, como la ley de capitalidad, el tranvía y "todas las cuestiones" que ambas instituciones deban "poner encima de la mesa", para, después, que el alcalde y el mismo "escenifiquen buenas avenencias, en vez de rupturas".

El presidente de Aragón ha recalcado que "soy más partidario del acuerdo, del diálogo que de tocar el tambor antes, durante y después de los encuentros institucionales" y ha asegurado que la disponibilidad del Gobierno de la Comunidad y de sus consejeros "es absoluta" en este sentido. "Solo se trata de que exista reciprocidad por parte del Ayuntamiento", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.