La Audiencia Provincial ha condenado a tres años de cárcel a un guarda de coto de caza al que considera culpable de haber falsificado un informe con el que inculpar a un cazador.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, condena a A.S.O como autor criminalmente responsable de un delito de falsedad en documento oficial cometido por funcionario, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

Le impone la pena de tres años de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; multa de seis meses a cinco euros/día, y cuatro años de inhabilitación especial para el empleo o cargo público.

Considera probado que A.S.O, el 28 de agosto de 2011, rellenó un formulario de denuncia contra L.B.S en el que aseguraba que, tras haberlo visto cazando solo, con dos perros, en una zona de remolacha sin recoger y viñas, se había negado a mostrarle el morral y le había insultado y amenazado con que le iba a pinchar las ruedas del coche.

Sin embargo, ese día L.B.S se encontraba cazando en ese sitio, y con dos perros, pero en compañía de un amigo y sin entrar en una zona de remolacha, ni de viña, y sin encontrarse con el guarda. En esta circunstancia, además, fue visto por un tercero.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.