Un guardia civil destinado en el Puesto Principal de Illescas, que estaba libre de servicio, rescató a una mujer que se encontraba semiinconsciente en su vivienda donde se había originado un incendio, en esta misma localidad.

Como consecuencia de este incendio, varias patrullas de la Guardia Civil que se desplazaron hasta el lugar tuvieron que desalojar de forma preventiva 16 viviendas correspondientes a dos bloques, evacuándose una treintena de personas, según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Cuando faltaban unos minutos para que comenzara el día 12 de febrero, la localidad de Illescas se vio sorprendida por un incendio en una vivienda. La voz de alarma de varios vecinos alertaron a un guardia civil que se encontraba descansando en su vivienda ubicada en el mismo bloque de viviendas donde se había originado el incendio.

De forma simultánea desde la Central de emergencias del 112 Castilla-La Mancha se enviaron recursos sanitarios, de extinción y se alertó a la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil que envió a varias patrullas al lugar.

El guardia civil, franco de servicio, saltó hasta el patio de la vivienda origen del incendio a través de las zonas comunes y con un extintor de la comunidad fracturó el cristal de la ventana del salón, accediendo al interior y hallando a una mujer semiinconsciente en el sofá.

Este agente logró sacar del inmueble a la mujer, que tuvo que ser atendida por intoxicación por inhalación de humo y quemaduras y evacuada al Hospital de Getafe.

La Guardia Civil evacuó a una treintena de personas de forma preventiva de 16 viviendas correspondientes a dos bloques de pisos que fueron afectados por el humo. El salón y uno de los dormitorios de la vivienda donde se originó el incendio quedaron calcinados.

Consulta aquí más noticias de Toledo.