La nieve, el hielo y temporal han dejado este lunes sin clase a un total de 2.224 alumnos matriculados en 37 centros ubicados en las provincias de Lugo y Ourense, cuatro más de los previstos inicialmente por la Xunta.

Según datos facilitados a Europa Press por la Consellería de Educación, en la provincia lucense eran 15 los centros de 13 ayuntamientos en los que se había decretado la suspensión de las clases, si bien cinco más de otros tantos municipios se vieron afectados por las condiciones meteorológicas.

Se trata de Quiroga, Castroverde, Meira, Sarria y Vilalba; que se suman a Baleira, Baralla, Becerreá, Cervantes, Folgoso do Courel, A Fonsagrada, O Incio, Navia de Suarna, As Nogais, Pedrafita do Cebreiro, Samos, Triacastela y Muras. En todos ellos han sido 924 los alumnos que no han podido asistir a clase.

En cuanto a la provincia ourensana, se ha cumplido la previsión inicial de la Xunta y ningún centro al margen de los 18 en los que se habían suspendido las clases registró ninguna incidencia.

Estos 18 centros se ubican en 13 ayuntamientos: O Bolo, Carballeda de Valdeorras, Castro Caldelas, A Gudiña, Maceda, Manzaneda, A Mezquita, A Pobra de Trives, Riós, A Veiga, Viana do Bolo, Vilariño de Conso y Xunqueira de Espadañedo. En total, fueron 1.300 alumnos los afectados.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.