La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha garantizado este lunes que la Junta de Andalucía mantendrá, pese a las dificultades económicas, las ayudas a la cooperación internacional en los 26 países con los que colabora.

Durante la presentación en Granada del informe 'Salud en la cooperación al desarrollo y acción humanitaria 2015', Sánchez Rubio ha destacado que Andalucía "mantiene una posición preponderante entre las comunidades autónomas que prestan este tipo de ayudas, sobre todo si se tiene en cuenta que algunas cooperaciones autonómicas prácticamente han desaparecido".

Sobre el estudio presentado, la consejera ha dicho que muestra "una fotografía certera y real de la situación de la cooperación internacional al desarrollo español en el ámbito de la salud".

El trabajo ha sido elaborado por las ONGD Medicus Mundi, Médicos del Mundo y Prosalus, que han elegido Andalucía para su presentación, concretamente la Escuela Andaluza de Salud Pública de Granada, en un acto que ha contado también con la presencia del director general de Cooperación Internacional al Desarrollo, Néstor Fernández, la presidenta de Medicus Mundi Andalucía, África Caño, y del vicepresidente de Medicus Mundi Internacional, Carlos Mediano.

La consejera ha subrayado igualmente "la importancia del trabajo porque al mismo tiempo que nos muestra y detalla la realidad, actúa como una voz de alarma, como una auténtica auditoría del estado en el que se encuentran las políticas de cooperación al desarrollo en el ámbito sanitario".

Ayuda humanitaria

La consejera se ha referido también a las intervenciones de ayuda humanitaria señalando que tienen en las actuaciones de salud su piedra angular. Ha citado algunos de los programas como uno de salud materno infantil en la franja de Gaza, el traslado de equipos técnicos y sanitarios de emergencia en respuesta al terremoto de Haití. Asimismo, programas sanitarios específicos para atender las crisis humanitarias olvidadas de África o la convocatoria extraordinaria del Ébola con cinco intervenciones en Guinea Conakry y Sierra Leona, entre otras.

La representante del Gobierno andaluz ha explicado que todas las actuaciones están enfocadas al fortalecimiento de los sectores y sistemas públicos de los 26 países con los que colabora la Junta, porque "las administraciones públicas somos garantes del ejercicio de los derechos sociales de todas las personas" ha añadido.

La titular de Igualdad y Políticas Sociales ha recordado que la cooperación andaluza se inserta en el sistema internacional de ayuda al desarrollo y colabora en términos generales con la española, aunque "existen divergencias propias del valor añadido y diferencial que Andalucía puede aportar en el contexto de la cooperación descentralizada".

En este marco, ha criticado la "considerable reducción" del 73% de los fondos destinados a la cooperación con la excusa de la crisis, "un debate que en Andalucía ni compartimos ni alimentamos, a pesar de nuestras dificultades presupuestarias" ha añadido. Por el contrario, "Andalucía mantiene una posición preponderante en la Cooperación Internacional al Desarrollo porque forma para de nuestras obligaciones como Gobierno".

Las políticas de la Junta en este área se articulan a través del segundo Plan Andaluz de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Pacode 2015-2018), que cuenta con un enfoque de salud en todas las acciones puesto que es un "prerrequisito para el desarrollo de los pueblos, pero a la vez el objetivo de lograr las mejores condiciones de salud está íntimamente ligado al propio desarrollo", ha indicado la consejera, quien ha añadido que la salud es un "elemento clave para el desarrollo equitativo y sostenible y para la reducción de la pobreza".

Sánchez Rubio ha apelado a "la equidad sanitaria" para que todas las personas tengan una oportunidad justa para desarrollar el máximo potencial de salud y que no se encuentren en desventaja.

Enfoque de la salud

Así, el actual Pacode adopta el enfoque de mejora de la salud de manera transversal, incluyendo los objetivos de promoción y mejora de la salud, con perspectiva de género, en las políticas locales de desarrollo socioeconómico. A través de este Plan se llevan a cabo acciones encaminadas a cubrir derechos sociales básicos como la salud, la educación y la vivienda, además de promover la igualdad de género, la seguridad y soberanía alimentaria y la nutrición, entre otras.

Según ha explicado Sánchez Rubio, el objetivo general de las intervenciones es mejorar la esperanza de vida, reduciendo la mortalidad infantil; garantizar la equidad en el acceso a la salud y la igualdad de resultados y de oportunidades en el ejercicio del derecho a la salud de las mujeres y las niñas.

Concretando aún más, ha señalado que se pretende aumentar la atención sanitaria prenatal, postnatal y la de la población infantil de 0 a 5 años, además de mejorar la cobertura de la atención primaria y de urgencia, el acceso a medicamentos, la formación del personal sanitario o disminuir la prevalencia de enfermedades de determinadas zonas como tropicales, VIH y malaria, entre otras. Del mismo modo, ha hecho especial hincapié en la población desplazada y refugiada que tiene limitado o no puede acceder a servicios básicos esenciales.

Consulta aquí más noticias de Granada.