Un varón de 35 años de edad ha sido detenido en Arrasate (Gipuzkoa), acusado de haber agredido a su expareja y a la hermana de ésta, tras lograr abrir la puerta de acceso a la vivienda donde ambas residen efectuando diversos golpes.

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, los hechos se iniciaron minutos antes de las diez de la mañana del domingo en Arrasate. A esa hora, una patrulla de la Ertzaintza fue requerida para dirigirse a una vivienda situada en la localidad guipuzcoana, ya que una mujer había informado que su expareja le había agredido tras producir daños y lograr abrir la puerta de acceso a su domicilio.

De inmediato, los agentes se dirigieron al lugar y determinaron que un varón había agredido a su expareja propinándole puñetazos y patadas y a la hermana de ésta cuando había tratado de mediar.

INGRESADA

Acto seguido, los ertzainas solicitaron una ambulancia para que atendiera a las dos mujeres, que después fueron evacuadas a un centro hospitalario, donde todavía una de ellas permanece ingresada.

Posteriormente los agentes efectuaron diversas indagaciones y tras localizar al presunto agresor procedieron a su detención por un presunto delito de allanamiento de morada y lesiones contra su expareja así como a la hermana de ésta. El detenido, que tiene antecedentes policiales, pasará durante la mañana de este lunes a disposición judicial en el Juzgado de Guardia de Bergara.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.