Las fuertes rachas de viento registradas en el término municipal de Caravaca a lo largo del pasado fin de semana han ocasionado diversos daños materiales.

La Concejalía de Seguridad, Tráfico y Emergencias informa que ha sido necesaria la intervención de los agentes de la Policía Local y bomberos, tras recibirse reiteradas llamadas de aviso por parte de vecinos, si bien no hay que lamentar ningún daño personal.

En el casco urbano varios vehículos han sufrido desperfectos, como consecuencia de la caída de ramas y elementos de cubiertas y fachadas.

En la calle Villapatos, unas chapas metálicas cayeron sobre un coche y en las calle Rafael Tejeo y Plaza Nueva unas señales portátiles impactaron con dos vehículos, ocasionando daños en la carrocería. Asimismo, se han producido varias caídas de farolas, señales indicativas de calles y ramas de arbolado.

En el Camino Viejo de Calasparra un pino de grandes dimensiones fue arrancado por el fuerte viento, por lo que se requirió la intervención de una dotación bomberos del parque comarcal para cortarlo y retirarlo de la vía.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activado el nivel de alerta amarilla por vientos en el ámbito geográfico de la Comarca del Noroeste. Las rachas máximas durante la jornada de este lunes podrían alcanzar los 80 kilómetros/hora, con una probabilidad del 70 por ciento.

Por otra parte, en la tarde de este domingo se registraron nevadas en las pedanías altas de Caravaca y Moratalla y una patrulla de Protección Civil patrulló la zona de forma preventiva.

Consulta aquí más noticias de Murcia.