La obra de títeres
La obra de títeres 'La bruja y don Cristóbal'. EP

El programador del Carnaval de Tetuán despedido tras la actuación de Títeres desde Abajo, Ramón Ferrer, fue contratado a instancias de la Junta Municipal del distrito por 5.699 euros en un contrato privado, no de servicios, como se hace por ejemplo en el Museo Reina Sofía, ha explicado este lunes en la comisión de Cultura y Deporte el director general de Programas y Actividades Culturales, Jesús Carrillo.

Fue en el mes de octubre cuando se produjeron reuniones con responsables y técnicos de Cultura de la Junta de Tetuán, que "propusieron a Ramón Ferrer para el diseño de contenidos artísticos por su larga experiencia en cultura vecinal y en trabajos comunitarios".

La concejala de Ciudadanos Sofía Miranda ha expuesto sus dudas sobre el tipo de contrato afirmando que debería ser de servicios ya que los privados se destinan a la creación e interpretación artística, no siendo el caso.

Carrillo ha contestado que la contratación se hizo "según los procedimientos considerados oportunos y aprobados por la Intervención del Ayuntamiento". Tras su paso por el Museo Reina Sofía, Carrillo ha expuesto que, por la "excepción artística", se podía elegir a un comisario aunque, a futuro, se irá a otros procedimientos más "adecuados", como un concurso de proyectos. Este año no se pudo llevar a cabo por la "premura", especialmente por las fechas adelantadas del carnaval, ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Madrid.