La primera gran nevada de la temporada en Sierra Nevada, que ha caído en la estación entre este domingo y este lunes, ha dejado espesores de más de 15 centímetros en Pradollano y de más de 25 centímetros en la zona de Borreguiles, según han informado a Europa Press fuentes de Cetursa.

Por ello, ha mejorado todo el área esquiable que permanecía abierto en la estación, de 20-21 kilómetros, una área que había sufrido mucho con los episodios de humedad e viernes y sábado. Los maquinistas de la estación valorarán este martes la posibilidad de nuevas aperturas.

La estación, que ha estado cerrada los dos últimos días, ha abierto este lunes aunque con algo de retraso, por trabajos de limpieza de nieve en los accesos a medios mecánicos y las tareas de desbloqueo de algunos remontes.

Consulta aquí más noticias de Granada.