Un desaparecido en Cantabria
Efectivos de emergencias buscan a un hombre, de 73 años y vecino de Noja, por tierra, mar y aire que ha desaparecido mientras pescaba en una zona de rocas en el entorno de costa de la ermita de Islares, en el municipio cántabro de Castro Urdiales. EFE

El temporal de lluvia, viento, frío y nieve que afecta a Cantabria ha dejado un hombre desaparecido cuando pescaba en una zona de rocas en Islares, en el municipio de Castro Urdiales, y problemas de circulación, con el tráfico condicionado en la A-67, un puerto cerrado y cadenas en otras seis carreteras.

El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido este domingo, además, 68 llamadas relacionadas con el mal tiempo que afecta a Cantabria, que han derivado en la coordinación de 36 incidencias, todas ellas de poca importancia.

Este domingo por la mañana, el temporal obligaba a suspender la búsqueda del hombre de 73 años, vecino de Noja, desaparecido en la tarde-noche de este sábado en Islares, al poner en riesgo a los efectivos que participan en el dispositivo.

Además, la página web de la Dirección General de Tráfico informaba por la tarde de que la circulación en la Autovía de la Meseta (A-67) estaba dificultada por la nieve, entre Arenas de Iguña y Reinosa, en ambos sentidos.

A esa misma hora, según la página web del Gobierno de Cantabria, el puerto de Lunada (CA-643) estaba cerrado por la nieve, mientras que era necesario el uso de cadenas en los de Piedrasluengas (CA-184), La Sía (CA-665) y La Matanela (CA-633), así como en la subida a Brañavieja (CA-183).

Las cadenas son obligatorias también para circular en Cantabria por las carreteras de Potes a Fuente Dé (CA-185) y del Valle de Cabuérniga a Espinilla y Salcillo (CA-280), mientras que se recomienda prudencia para hacerlo en la CA-281, entre Puentenansa y Piedrasluengas.

Alerta naranja en Cantabria

El litoral cántabro ha estado este domingo en alerta naranja por fenómenos adversos, con olas que han llegado a superar los 5 metros, según la boya de la red Vigia en la Virgen del Mar (Santander), con velocidades máximas del viento de 50 kilómetros por hora.

El resto de la región se ha mantenido en alerta amarilla por nieve y viento, con rachas máximas que han superado los 90 kilómetros por hora en Santander y Torrelavega, mientras que las precipitaciones de lluvia han llegado a acumular más de 29 litros por metro cuadrado en Camaleño (Fuente Dé).

Para este lunes empeoran las previsiones de nieve, con una alerta roja (riesgo extremo) en la comarca de Liébana, donde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia la posibilidad de nevadas de hasta 40 centímetros.

Para el resto de la región se mantiene la alerta naranja (riesgo importante) por precipitaciones de nieve en Cantabria del Ebro, de hasta 20 centímetros, y en Centro y Valle de Villaverde, de hasta 18 centímetros.

En alerta naranja permanecerá también la costa hasta las 15.00 horas, con previsiones de mar combinada del oeste o noroeste de 5 a 6 metros y vientos del oeste de fuerza 8.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.