La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará una campaña intensiva de vigilancia y control de camiones y furgonetas desde este lunes hasta el próximo domingo, día 21 de febrero.

El objetivo de esta acción es concienciar a los conductores de este tipo de vehículos de la importancia del cumplimiento de las normas, especialmente en lo que se refiere a la velocidad, a la carga y a los tiempos de conducción.

Conducir un camión o una furgoneta no es igual que conducir un turismo: el comportamiento dinámico es diferente, sobre todo cuando van cargados. La correcta sujeción de la carga es fundamental. Cualquier desplazamiento de la carga cambia el comportamiento dinámico del vehículo por desplazamiento del centro de gravedad.

Sin embargo, en el caso de las furgonetas, el estilo de conducción se aproxima más, en algunos casos, al de un turismo que al de un vehículo de transporte de mercancías.

Vigilancia y control

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como las Policías Locales que se sumen a la campaña, intensificarán la vigilancia y el control de la circulación de camiones y furgonetas, incidiendo esta vigilancia y control en aspectos tales como la velocidad a la que circulan, las horas de conducción y descanso, el exceso de peso, defectos técnicos del vehículo, la seguridad de la carga transportada, la documentación del vehículo y conductor, el uso del cinturón de seguridad por parte del conductor y de los ocupantes, la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, la utilización del teléfono móvil, etc.

VELOCIDAD

El Reglamento General de Circulación establece, en su artículo 48, la velocidad máxima a la que pueden circular los camiones y las furgonetas según el tipo de vía:

Autopistas y autovías: 90 kms/h.

Carreteras convencionales con arcén pavimentado de 1,5 metros o más de anchura: 80 kms/h.

Resto vías fuera de poblado: 70 kms/h.

Vías urbanas y travesías: 50 kms/h.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.