El Consejo de Administración de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad se reunirá este martes, 16 de febrero, en su sede de la capital vallisoletana para tratar, entre otros asuntos, la situación de la deuda que tiene pendiente esta entidad con un 'pool' de entidades bancarias y cuyo primer plazo concluye a finales de marzo, después de un aplazamiento de tres meses.

El Consejo de Administración está formado por el Ministerio de Fomento, que cuenta con el 50 por ciento del capital, a través de Renfe y Adif; el Ayuntamiento de Valladolid y la Junta de Castilla y León, al 25 por ciento cada uno de ellos.

La Sociedad firmó una línea de crédito bancario de 400 millones de euros, que planteaba una serie de fechas de reducción anuales desde el 1 de enero de 2016 hasta el 1 de enero de 2020 y una fecha de vencimiento el 31 de julio de 2021. De forma que en la primera de las fechas se debían devolver 125 millones de euros.

Los problemas para hacer frente a esta deuda llevaron a solicitar un aplazamiento que retrasó el plazo en tres meses, hasta el 31 de marzo.

El Ayuntamiento de Valladolid ha remitido una propuesta de acuerdo a los miembros del Consejo de Administración el próximo martes en la que, entre otros aspectos plantea una refinanciación de la deuda con dos años de periodo de carencia y la aportación por parte de Renfe de 118 millones de euros y de 193 millones por parte de Adif.

Se trata principalmente de la aportación de "al menos" 118 millones de euros por parte de Renfe Operadora y de 159 millones más 34.050.000 euros "derivados del cumplimiento del convenio" por parte de Adif. Fomento debería hacer frente al importe íntegro de la nueva estación de viajeros, el Ayuntamiento de Valladolid a la urbanización necesaria y la Junta de Castilla y León aportaría otros 9,5 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.