La Fundación Botín iniciará este lunes, 15 de febrero, los trabajos para reconstruir el pavimento azul en dos zonas de los Jardines de Pereda, en concreto en la Plaza del Templete y en uno de los caminos anexos al tiovivo, donde se han venido observando "fisuras excesivas".

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Santander, César Díaz, ha informado en un comunicado del inicio de estos trabajos para la reconstrucción de las zonas de pavimento azul oxidado afectadas.

Esos trabajos, que tendrán una duración máxima de dos meses y medio, obligarán al vallado y cierre temporal de estas dos zonas, a partir de este lunes, 15 de febrero.

Díaz ha indicado que, una vez analizada la situación por parte de los técnicos responsables, han diagnosticado que la fisuración no tiene un único origen sino que se trata de la confluencia de una serie de causas.

La principal de estas causas es la presencia del tanque de tormentas del Saneamiento de la Bahía bajo la Plaza del Templete, que motiva importantes cargas de tráfico pesado, vibraciones y diferencias de comportamiento notables frente a los suelos de alrededor.

Todo ello ha provocado el "comportamiento indeseado" del pavimento y la aparición de las fisuras, ha señalado el concejal, quien ha añadido que, con el fin de mejorar el comportamiento estructural de las losas de hormigón que conforman el pavimento, se incorporarán a su dosificación fibras de polipropileno, tal y como se hizo en el nuevo paseo marítimo de Marqués de la Hermida, recientemente ejecutado.

El responsable municipal de Infraestructuras ha precisado que todas estas actuaciones no supondrán coste alguno para el Ayuntamiento, gracias al convenio suscrito en julio de 2013 con la Fundación Botín para la renovación y ampliación de los Jardines de Pereda.

"En cuanto al plazo estimado de la actuación, nos han trasladado que prevén una duración máxima de dos meses y medio, si bien tratarán de reducirla todo lo posible para minimizar la afección a los ciudadanos", ha asegurado el concejal.

Díaz ha apuntado que, durante la ejecución de los trabajos, y a pesar del vallado de estas dos zonas, se mantendrán todos los circuitos peatonales operativos, incluido el acceso desde los Jardines de Pereda hacia el Muelle de Calderón y viceversa, para lo que se adecuará un camino provisional alternativo.

Por otra parte, dentro de las actuaciones pendientes para la adecuación de zonas verdes de los Jardines, se realizará la replantación definitiva de la especie vegetal Dichondra, que rellena el espacio entre adoquines de la zona sur de la Plaza de Alfonso XIII.

Estos trabajos se han retrasado con un doble objetivo: el primero de ellos, para hacerlos coincidir con el final del invierno porque es la época más adecuada para la perfecta germinación y enraizamiento inicial de las plantas y, segundo, para aprovechar, en coordinación con el Ayuntamiento, que se trata de una época de menor uso de ese espacio para actividades y eventos públicos.

Para las tareas de preparación, plantación y germinación se deberá ocupar la plaza durante un mes, si bien, solo se ocuparán las zonas de actuación, lo que permitirá mantener abiertos los senderos peatonales de la plaza, de modo que la afección al ciudadano será mínima.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.