La concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla Dolores De Pablo-Blanco ha exigido este domingo al alcalde, el socialista Juan Espadas, que "no se demore ni un día más la contratación del personal para el programa de refuerzo de dependencia, ya que una vez se ha llamado a los trabajadores no se entiende por qué no se ha procedido a la contratación, como se ha venido haciendo habitualmente", y al hilo de ello ha subrayado que "el programa está paralizado desde el 31 de diciembre".

Así lo ha apuntado en un comunicado en el que ha añadido que, a pesar de que desde el Ayuntamiento "anunciaran que iban a llamar a los trabajadores para reactivar el programa" y que "los hayan avisado, no los hayan llamado para empezar a trabajar". "No entendemos a qué está jugando el nuevo gobierno, cuando además en el nuevo presupuesto han eliminado un millón de euros para dependencia", ha añadido la edil del PP.

"La nueva táctica de Espadas parece que es comunicar que van a avisar a los trabajadores, ofrecerles el contrato pero luego dejar pasar el tiempo, sin importarle ni los usuarios a los que se atiende a través del programa de refuerzo de dependencia ni los empleados que están en paro desde el 31 diciembre", ha incidido De Pablo-Blanco, que ha añadido que "si esta denuncia va a servir para que la semana que viene empiece por fin el personal a trabajar y pongan en marcha el programa, pues bienvenido sea".

Ha remarcado que "ya estamos a mitad de febrero y, a pesar de haber contado en plazo con los presupuestos aprobados de la Junta de Andalucía —el año pasado no fue así— y con unos presupuestos del Ayuntamiento prorrogados, sigue a fecha de hoy sin poner en marcha este programa", por lo que ha insistido en pedir al alcalde que "no deje pasar ni un día más y haga sus deberes para que el personal de dependencia esté contratado e inicie sus funciones para cuanto antes atender a las personas más vulnerables de la ciudad".

Según la concejal 'popular', "estos años atrás, sólo hay que tirar de hemeroteca, el señor Espadas prometía que no iba a interrumpir ningún programa", pero, "a día de hoy, los hechos hablan por sí solos y no cumple con lo prometido, tenemos también el ejemplo de los PIM. El programa sigue paralizado y él deja pasar los días sin más", ha apuntado.

De Pablo-Blanco ha concluido aseverando que "se debe garantizar la atención social a quien más lo necesita y garantizar los puestos de trabajo", para lo cual "el gobierno tiene que ser serio y no jugar con los trabajadores ni con los usuarios del programa". "Se deben aunar esfuerzos para conseguir que estos programas no se interrumpan y conseguir que los profesionales que trabajan en estos programas puedan tener una estabilidad laboral", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.