Más de mil vecinos fueron desalojados del edificio el jueves pasado.

La demolición dejó al descubierto el lateral del inmueble.

«Todos mis recuerdos están ahí», decía Óscar García, un vecino.

Los escombros se llevarán hasta un solar del barrio de Horta para que los vecinos puedan buscar sus pertenencias.