El Programa de Examen de Salud para mayores de 65 años de la Consejería de Salud cuenta con 166.137 malagueños inscritos que se benefician de este servicio asistencial que pretende determinar el grado de autonomía y detectar y prevenir posibles enfermedades de los mayores.

En concreto, el programa, vigente desde marzo de 2006 e incluido en el Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas de la Junta de Andalucía, tiene por objetivo la promoción de la salud, prevención de la enfermedad, diagnóstico precoz, confirmación diagnóstica y establecimiento de un plan terapéutico y de cuidados para los mayores de 65 años.

Las actividades que pone en marcha permiten detectar precozmente los problemas de salud en estas personas que puedan constituir situaciones de riesgo. Asimismo, posibilitan la implantación de las medidas de promoción y prevención que según los estudios disponibles mejoran la salud y la calidad de vida de los mayores de 65 años, al mismo tiempo que aumentan el periodo libre de dependencia.

Así, tras una valoración a los mayores, se establecen las medidas de prevención y promoción de la salud en consonancia. Dichas actividades van a depender del grupo de clasificación funcional al que pertenezca la persona mayor, sin perjuicio de todas aquellas que se deban realizar de manera individual a cada una de ellas, han precisado desde la Junta en un comunicado.

Los resultados obtenidos a través del examen de salud han permitido clasificar el grado de autonomía de las personas incluidas en el programa. Este catálogo permite conocer las demandas asistenciales de los mayores y sus necesidades de cuidados y planificar la forma más eficiente para dar respuesta a estas demandas.

En Andalucía, un total de 839.019 personas mayores de 65 años se benefician de este programa, de los que el 20 por ciento son malagueños. Del este total, el 61 por ciento son autónomas; el 24, frágiles o en riesgo de dependencia y el 18 por ciento son dependientes.

Consulta aquí más noticias de Málaga.