La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una campaña especial de vigilancia de camiones y furgonetas que dará comienzo este próximo lunes, 15 de febrero, y que se prolongará hasta el domingo, día 21, en los que se estima que serán controlados cerca de 600 de estos vehículos en las carreteras extremeñas.

Para la realización de la campaña se utilizará el "máximo número" de medios humanos y materiales disponibles. En el caso de la región extremeña, unos 400 efectivos de la Guardia Civil de Tráfico se dedicarán a estos controles.

Se trata de una campaña que se desarrollará en todo el país en cumplimiento de la programación de operaciones de vigilancia y control para el año 2016. De este modo, se realizarán inspecciones sobre los vehículos (autorizaciones y documentos, condiciones técnicas, elementos de seguridad, etc.) y sobre los conductores (permiso de conducción, tiempos de conducción, descansos y alcohol).

La conducción de una furgoneta no es igual que la de un turismo porque el comportamiento dinámico es "diferente, sobre todo si va cargada", señala la Delegación del Gobierno en Extremadura en una nota de prensa. Además, la sujeción de la carga es "vital" y cualquier desplazamiento de la misma incide sobre la estabilidad del vehículo por desplazamiento del centro de gravedad.

Entre este tipo de vehículos, es "más alta la incidencia de salidas de la vía y vuelcos", que puede explicarse por la "excesiva o mala" colocación de la carga. El riesgo en la conducción de camiones y furgonetas es mayor que en turismos, debido a la carga que transportan y a un menor equipamiento de seguridad activa y pasiva.

Además, la sensación de seguridad que experimenta el conductor por el mayor tamaño del vehículo, la menor velocidad y la elevación de la cabina hace que el número de distracciones sea mayor y el uso del cinturón de seguridad menor. Igualmente existe un mayor riesgo para los ocupantes de otros vehículos y peatones, especialmente en zona urbana.

En 2014, de los 519 fallecidos en accidentes de tráfico en los que estuvieron implicados camiones o furgonetas, el 65,29 por ciento de los muertos eran ocupantes de otros vehículos o peatones, y este porcentaje se eleva hasta el 90,36% en zona urbana.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.