Cambio climático
Mapa divulgado por la NASA que representa, con colores, la temperatura en la Tierra. NASA

Los efectos de nuestro actual cambio climático durarán mucho más de lo que ya ha vivido la humanidad en la Tierra: hasta 10.000 años. Esta es una de las conclusiones a las que han llegado un grupo de científicos expertos en el clima, y que han publicado un análisis en la revista especializada Nature Climate Change.

"Las próximas décadas ofrecen una breve ventana de oportunidades para minimizar el cambio climático potencialmente catastrófico y a gran escala que se extenderá más en el tiempo que toda la historia de la civilización humana hasta ahora", han escrito estos 22 investigadores del clima, dirigidos por Peter Clark, de la Universidad del Estado de Oregón.

Según recoge el diario The Washington Post, la afirmación que realizan estos investigadores es que la humanidad ha estado pensando sobre el cambio climático con un estrecho margen de tiempo, haciendo proyecciones de cara al año 2100, cuando en realidad debemos considerar que las consecuencias de las emisiones a largo plazo en cuanto a la temperatura y el nivel del mar se extenderán a lo largo de milenios.

El dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante mucho tiempo antes de ser eliminado lentamente de nuevo por procesos naturales "Dentro de cientos de años, la gente echará la vista atrás y dirá: 'Sí, el nive del mar está subiendo, y seguirá aumentando. Vivimos con un aumento constante del nivel del mar porque estas personas hace 200 años utilizaban carbón, petróleo y gas", sostiene Anders Levermann, experto del Instituto de Potsdam para la Investigación del Cambio Climático y uno de los autores del artículo.

La culpa de que los efectos del cambio climático vayan a durar tanto tiempo la tiene el CO2. Según apuntan los científicos, el dióxido de carbono permanece en la atmósfera durante mucho tiempo antes de ser eliminado lentamente de nuevo por procesos naturales. "Una fracción considerable de las emisiones de carbono lanzadas hasta ahora y en los próximos 100 años se quedará en la atmósfera entre decenas y cientos de miles de años", señala este estudio.

En suma, el aspecto que tendrá el mundo dentro de 10.000 años dependerá del uso que la humanidad haga de los combustibles fósiles a los que tiene acceso. También dependerá, indican los investigadores, de si estamos o no capacitados para desarrollar tecnologías que hagan uso a gran escala del dióxido de carbono que se encuentra en el aire.

De este modo, según las previsiones de los científicos, en 10.000 años la temperatura del planeta podría aumentar hasta 7 grados centígrados y el nivel del mar subiría de media unos 52 metros. Los glaciares de las montañas desaparecerían prácticamente de la faz de la Tierra, Groenlandia casi no tendría hielo y la Antártida perdería costa al incrementarse en 45 metros el nivel del mar a su alrededor, continúa diciendo el estudio.

Uno de los factores clave que podrían mitigar los efectos de este preocupante pronóstico es el desarrollo de tecnologías que eliminen el dióxido de carbono del aire, y por lo tanto enfríen el planeta mucho más rápido de lo que haría la Tierra mediante procesos naturales.

El científico Raymond Pierrehumbert, de la Universidad de Oxford, se muestra positivo y cree que seremos capaces de desarrollar una tecnología de este tipo en los próximos siglos, siempre y cuando se mantenga el nivel de riqueza en la sociedad, aunque agrega que todavía es pronto para saber si será asequible.