Asientos de un avión
Interior de un avión con todos sus asientos vacíos. EUROPA PRESS

El precio del petróleo lleva meses bajando de precio. La economía de países como España se viene felicitando por ese hecho. Después de todo el precio del petróleo afecta a casi todos los demás precios. ¿O no? A la hora de viajar uno podría suponer que si el precio del petróleo baja comprar un billete de avión –sí, esos que se alimentan de combustible– será también más barato. Pero no o no tanto.

En 2015 se ha detectado un mantenimiento general de los precios en los vuelos en clase turista, a pesar de la bajada del petróleo, contrastando con una mayor agresividad en las ofertas en clase business. Lo asegura el buscador de vuelos Trabber.  En cambio, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, siglas en inglés) asegura que al cierre de 2015 los precios de los billetes de avión bajaron un 5%. La IATA dice que esta caída de precios ha ocasionado un crecimiento del tráfico de pasajeros del 5,9%.

Sí se confirma una mayor agresividad en las ofertas en clase ‘business’¿Qué ocurre entonces? Básicamente, que aunque las sobretasas por el precio del combustible bajan, hay otro tipo de conceptos que no han bajado o que han subido. Y también, que los precios para viajar en turista se mantengan pero sí bajen los de business.

Según Trabber, viajar en clase superior, en vuelos europeos o intercontinentales, costará durante el presente semestre un promedio de 216% más que hacerlo en turista, una cantidad importante pero inferior a la registrada en el segundo semestre del pasado año (227%). Con ello se deduce que el diferencia de precios entre los billetes e avión para viajar en turista o en business se ha reducido en los últimos meses.

Por destinos, los vuelos en clases business a países como Brasil, Rusia, Argentina, Angola o los países árabes del Golfo ofrecen muy buena oportunidades para los viajeros con cierta flexibilidad de fechas.

Ryanair podría bajar precios

Ryanair tiene previsto reducir sus tarifas un 6% durante el próximo trimestre ante los bajos precios del petróleo, según ha adelantado el jefe comercial de la compañía, David O'Brien. Esta medida, ha dicho, podría ser adoptada por la mayoría de compañías.

Ryanair registró un incremento del 1% en sus gastos por carburante durante los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, finalizado el 31 de diciembre, en un periodo en el que la aerolínea reconoció haber "aprovechado" los menores precios del petróleo para extender las coberturas de combustible. La low cost irlandesa aseguró entonces que tiene la intención de traspasar parte de este ahorro adicional de combustible a sus clientes con tarifas más bajas a medida que incremente su capacidad en sus principales mercados como Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal, España y Reino Unido durante 2016 y 2017.