El
portero del Real Madrid Iker Casillas y su pareja, la modelo y ex Miss España Eva González eligieron Tailandia como destino para sus vacaciones.

Allí, en un complejo de lujo en medio de un paraíso natural, pasaron unos días románticos para relajarse juntos.

Como cualquier otra pareja, Iker y Eva llegaron al hotel cargando con sus propias maletas.

Una vez instalados, el portero bajó a la terraza donde más tarde se reunió con él Eva. Y aunque al principio parece que hay entendimiento entre ellos, la pareja tuvo una pequeña discusión. Iker intenta aplacar su enfado de su novia, y le pasa el brazo por la espalda, pero ella se lo retira bruscamente.

Más tarde, en las hamacas, los dos deciden refugiarse en la lectura mientras toman el sol.

Al final de la tarde, la modelo y el futbolista parecen de mejor humor y hablan animadamente con un camarero del hotel que parece haber reconocido al portero. Después, se dan un paseo por los maravillosos alrededores del complejo turístico.

Días después, la pareja llega a Bangkok. En la capital tailandesa realizan un poco de turismo, Eva aprovecha un tranquilo paseo en barco por el río para grabar con una pequeña cámara todos los lugares que visitan y posteriormente se toman algo en una terraza.

Durante este viaje ha quedado patente que, si bien han superado la crisis que les separó momentáneamente, aún quedan entre ellos algunos momentos de tensión.