Tres personas resultaron hoy detenidas por agentes de la Guardia Civil pertenecientes al área de investigación del puesto de Rivas Vaciamadrid por su presunta implicación en un delito de estafa. Lo sorprendente es que el timo había pasado desapercibido hasta el momento, teniendo en cuenta que uno de los detenidos era un joven de raza blanca que utilizaba un documento de identidad falsificado con la fotografía de una persona negra.

En un centro comercial

Los hechos se produjeron ayer sobre las 16.30 horas, cuando la Guardia Civil recibió una llamada telefónica en su puesto de los trabajadores de un centro comercial de la localidad, que alertaban de que en el recinto se encontraba una persona con una documentación que no se correspondía con su identidad, y con la que pretendía financiar un televisor de 40 pulgadas valorado en 1.300 euros.

El detenido ya había logrado abrir una cuenta corriente con el documento falso

Hasta el lugar se trasladó personal del área de Investigación para comprobar los extremos expuestos por los trabajadores. Así, los agentes se sorprendieron al ratificar que la persona que intentaba financiar el televisor, J.A.L.M., español de 19 años de edad y de raza blanca, había presentado un Documento de Identidad correspondiente a un varón de color.

Por otro lado, los guardias civiles pudieron observar, en las inmediaciones del lugar, a dos personas más que observaban los hechos "con una actitud de nerviosismo", por lo que fueron sometidos a vigilancia. Por su parte, J.A.L.M., intentó convencer a los agentes que "había acudido solo al lugar y que pretendía llevarse el televisor de 40 pulgadas en el autobús".

Sin embargo, el delincuente, al comprobar que sus "compinches" eran identificados, reconoció que "habían acudido los tres juntos", por los que los agentes detuvieron también a los otros dos sospechosos, A.G.M. de 25 años y R.D.P., de 22 años, los cuales ya contaban con antecedentes.

Sorpresa de los agentes

Posteriormente, los agentes volvieron a sorprenderse cuando constataron que J.A.L.M. había logrado abrir una cuenta corriente en una entidad bancaria, con el documento ahora intervenido, sin levantar ningún tipo de sospecha. Los detenidos serán puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente en las próximas horas.