Matas admite al fiscal su "culpa" por contratar a Urdangarin, pero se desvincula de lo demás

  • "Asumo mi responsabilidad, mi culpabilidad", ha dicho el expresidente balear en el juicio, aunque asegura que solo tomó la decisión inicial.
  • El expresidente dice que tenía que llevarse bien con la Casa del Rey y que 'Pepote' Ballester era "el hombre" de la institución en el Gobierno balear.
  • "Ballester estaba loco por quedar bien con Urdangarin, el que pagaba era él", ha dicho Matas, que ha acusado a su exsubordinado de mentir.
  • Ha negado que el rey Juan Carlos le llamara para pedirle que contratara a Urdangarin, al que ha denominado "intermediario y facilitador".
  • Se le acusa de un delito continuado de malversación de caudales públicos en concurso, de prevaricación y falsedad en documento público y fraude.
  • La declaración de la infanta Cristina se adelanta al 19 de febrero.
  • Bernal admite que Illesport se saltó la ley a sabiendas con Nóos.
  • 'Pepote' Ballester asegura que Matas ordenó pagar a Urdangarin "sin discusión".
Jaume Matas declara en el juicio.
Jaume Matas declara en el juicio.
AUDIENCIA DE PALMA
"Yo tomé la orden inicial de pagar". Así ha comenzado a declarar este jueves en el juicio por el caso Nóos el expresidente del Govern balear Jaume Matas. El exministro del Gobiero ha reconocido que dio "la orden inicial" de contratar al Instituto Nóos para varios asuntos relacionados con el turismo y el deporte, pero se ha desvinculado de la "gestión" posterior de esa orden y ha descargado la culpa en sus subordinados.

"Yo tomé la orden inicial de pagar". Así ha comenzado a declarar este jueves en el juicio por el caso Nóos el expresidente del Govern balearJaume Matas. El exministro del Gobiero ha reconocido que dio "la orden inicial" de contratar al Instituto Nóos para varios asuntos relacionados con el turismo y el deporte, pero se ha desvinculado de la "gestión" posterior de esa orden y ha descargado la culpa en sus subordinados.

El fiscal Pedro Horrach ha interrogado al acusado durante apenas media hora, en la que Matas ha asumido su "responsabilidad y culpabilidad". Durante los últimos días se ha especulado con que el expresidente balear intentaba llegar a un acuerdo que rebajara la petición de condena a cambio de admitir, supuestamente, los delitos de prevaricación y fraude, no así el de malversación. Ha manifestado su "voluntad" de reparar el daño y por eso ha dicho que venderá su palacete.

Nada más empezar, Matas ha admitido que las actas de las supuestas reuniones de la Junta de Patronos de la Fundación Illesport estaban falseadas: "Sí, eran simuladas", ha afirmado. Ha calificado a Iñaki Urdangarinde "conseguidor, intermediario y facilitador" y ha hablado de comisiones. "Una de las condiciones que hay que llevar a cabo para llevar el proyecto es pagar una comisión a Urdangarin", ha declarado, en referencia a la oficina de seguimiento del equipo Illes Balears.

Una comisión, ha dicho, "de 300.000 euros" sobre los que no realizó ningún seguimiento posterior. Matas ha admitido que mantuvo una reunión en el palacio de Marivent con Urdangarin —el partido de pádel— que fue el inicio de las conversaciones de su futura relación.

"De Diego Torres, exsocio de Urdangarin, ha dicho que "llevaba la voz cantante". De Pepote Ballester, ex director general de Deportes de Baleares, que "era el hombre de la casa real en el Gobierno balear". "Ballester estaba loco por quedar bien con Urdangarin, el que pagaba era él", ha dicho Matas, que ha acusado a su exsubordinado de mentir —"La mentira tiene patas cortas"— y de cambiar su testimonio despues de llegar a un pacto con la fiscalía. Ha declarado que "nunca" le dejó contactar con Urdangarin si no era "a través de él".

Matas ha asegurado que había que quedar bien con la Casa del Rey y que para él era "impensable" que pasara algo raro en una entidad sin ánimo de lucro detrás de la que estaba el yerno del rey emérito, sobre todo después de que en la Comunidad Valenciana ya se le hubiera contratado. No obstante, ha negado, ante la pregunta de la letrada de Manos Limpias, que el rey Juan Carlos le llamara para pedirle que contratara a Urdangarin.

El exministro ha dicho desconocer las gestiones que llevaron a no convocar un concurso público —"Desconozco la tramitación, nadie me dijo que hubiera problemas"— y ha declarado que, en su opinión, falló "el control del gasto y la justificación del gasto", que ha tildado de "escandaloso". "Asumo mi responsabilidad y mi culpabilidad", ha afirmado, pero ha insistido varias veces en que solo tomó la decisión inicial.

Matas asegura que Iñaki Urdangarin era "la clave" del proyecto, pero ha señalado a Torres y a Ballester como los negociadores del precio de los convenios firmados con Nóos. Se ha desvinculado de su papel como fiscalizador de los contratos y las facturas, ya que las competencias ejecutivas las había "delegado" en otras personas, y por tanto no era su cometido. Ha dicho desconocer que Nóos era una entidad mercantil: "Me acabo de enterar".

"El problema es cómo contratas a una persona que es única. Este proyecto sin el señor Iñaki Urdangarin no tiene sentido", ha explicado, intentando justificar sus decisiones. En su opinión, Urdangarin fue un "intermediario", porque si él "no hubiréramos tenido el (equipo) Banesto".

Esta semana, cuatro ex altos cargos de Baleares y excolaboradores de Matas le han atribuido las decisiones adoptadas a la hora de adjudicar 'a dedo' los distintos proyectos que Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres desplegaron en Baleares, cuyo coste ascendió a 2,6 millones de euros. Matas cuenta ya con dos condenas firmes a sus espaldas y está acuciado por su imputación en varias causas de corrupción.

Papel determinante de Matas

Loa arrepentidos han reafirmado esta semana el papel determinante que ejerció Matas en las negociaciones para contar con los servicios del Instituto Nóos y de otra de las entidades que conformaban el entramado urdido por Urdangarin y Torres, Nóos Consultoría Estratégica.

En concreto, han recalcado que Matas fue decisivo para que el Govern destinase supuestamente de forma fraudulenta 1,2 millones de euros a la celebración del primer Illes Balears Forum (2005); 1,085 millones al segundo (2006); 54.520 al seguimiento de la repercusión del equipo ciclista Illes Balears - Banesto; 174.000 a la creación de la oficina del proyecto de este equipo deportivo, y 116.566 a la elaboración de material promocional del Illes Balears.

Sobre Matas pesan un delito continuado de malversación de caudales públicos en concurso con otro de prevaricación y falsedad en documento público (por los que se enfrenta a una petición de ocho años de prisión y 20 de inhabilitación absoluta) y un último de fraude a la administración (tres años y diez de inhabilitación).

El contable de Nóos: "No había que justificar ningún gasto"

Después de Jaume Matas ha declarado Marco Antonio Tejeiro, excontable del Instituto Nóos. Entre otras cosas, ha reconocido que falseó varios certificados —como los relacionados con los Juegos Europeos— enviados a instituciones públicas —como la Generalitat Valenciana— y que en los contratos que firmaba el Instituto "No había que justificar ningún gasto".

"Se me dice que tengo que mandar unos justificantes de un gasto y la única posiblidad es poner gastos un poco generales", ha dicho. "¿Quién se lo dijo?", ha preguntado Pedro Horrach; "El señor Diego Torres", ha contestado. El acusado ha llegado a decir ante alguno de los documentos que se le han mostrado que no sabe qué cosas —por ejemplo, facturas de viajes, telefonía, limpieza— y personas mencionadas "eran reales cuáles no".

Tejeiro ha dicho desconocer las facturas que la defensa de Torres ha aportado a la causa y que pretenden justificar los gastos que él, supuestamente, había certificado previamente "sin criterio alguno". Y ha confirmado que adjuntó facturas de unos proyectos a certificados de otros por orden de Torres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento