30 heridos en el desalojo de tres locales ocupados por colonos en Cisjordania

  • Trece colonos y activistas han sido arrestados por la Policía
  • Los radicales atrincherados han lanzado piedras, aceite y diversos objetos a los agentes.
  • Han retirado ventanas, puertas y marcos de los locales para impedir que los colonos vuelvan a instalarse en ellos.
Policías de fronteras israelíes se preparan para el desalojo de los colonos. (EFE/Michal Fattal)
Policías de fronteras israelíes se preparan para el desalojo de los colonos. (EFE/Michal Fattal)
EFE/Michal FattaL

Una treintena de personas han resultado heridas en el mercado mayorista de la ciudad cisjordana de Hebrón, donde la Policía y el Ejército israelíes han desalojado este martes tres locales ocupados por colonos.

Fuentes policiales han dicho que quince de sus agentes han resultado heridos, así como catorce colonos o activistas de ultraderecha que sufrieron heridas leves.

Avshalom Peled, subcomisario de la Policía en Hebrón, ha dicho que sus hombres llevaron a cabo la operación con "contención" y que "no hubo grandes expresiones de violencia".

Trece colonos y activistas han sido arrestados por la Policía, según ha informado un portavoz de ese cuerpo de seguridad.

Es un acto de protesta contra una injusticia por parte de un Gobierno que no ha respetado un acuerdo

Unos 3.000 agentes y soldados israelíes han participado en el operativo para evacuar a dos familias de colonos que se habían instalado de forma ilegal en comercios del mercado mayorista de Hebrón, apoyados por cientos de adolescentes y jóvenes ultraderechistas.

La evacuación en sí la llevaron a cabo cientos de agentes de la Policía de Fronteras y una unidad del Cuerpo de Defensa Civil (especialistas en desarmar estructuras), apoyados por miles de efectivos militares que se encargaron de aislar la zona.

Los radicales atrincherados, en su mayoría adolescentes, han lanzado piedras, aceite y diversos objetos a los agentes, además de colocar alambre de espinos y quemar neumáticos en el mercado para impedir la entrada de la fuerza que los iba a desalojar.

"Es un acto de protesta contra una injusticia por parte de un Gobierno que no ha respetado un acuerdo", ha dicho a la emisora Noam Arnón uno de los dirigentes del Comité Judío de la ciudad.

La operación ha durado unas cuatro horas, más de lo previsto debido a que los colonos habían construido una suerte de búnker de hormigón que la unidad de Defensa Civil tuvo que demoler poco a poco.

También han retirado ventanas, puertas y marcos de los locales para impedir que los colonos vuelvan a instalarse en ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento