Grafiteros españoles rinden homenaje a los héroes del mayor barrio chabolista de Kenia

  • El colectivo español Boa Mistura ha hecho un gran grafiti en Kibera, el mayor barrio chabolista de Kenia, que reza "Somos héroes" en suajili.
  • Está en el patio de recreo de una multitud de niños de colegios cercanos.
  • Tras su paso por Kenia, Boa Mistura pondrá rumbo a República Dominicana, donde rehabilitará varias casas victorianas en Salvaleón de Higüey.
Pablo Ferreiro, integrante de Boa Mistura, pinta el mural "Sisi ni mashujaa" (Somos héroes, en suajili) en Kibera, Kenia.
Pablo Ferreiro, integrante de Boa Mistura, pinta el mural "Sisi ni mashujaa" (Somos héroes, en suajili) en Kibera, Kenia.
Jèssica Martorell / EFE

Es la hora del recreo y los niños salen a un descampado de Kibera, el mayor barrio chabolista de Kenia. Corren y juegan rodeados de chozas con paredes de adobe y techos de chapa mientras miran de reojo un grafiti a todo color que les recuerda su esencia: "Sisi ni mashujaa" (Somos héroes, en suajili).

El colectivo español Boa Mistura, autor, entre otras intervenciones, de los murales del Mercado de la Cebada de Madrid, es artífice de esta obra que ha dado una enorme pincelada de color a un barrio donde sus habitantes viven con menos de un euro al día. Inspirado en el kanga o leso, un tejido africano que suelen vestir las mujeres kenianas, el mural reproduce esta llamativa prenda con cenefas y un estampado central con el inspirador proverbio.

"Nos llamó la atención que las mujeres se vistieran con una frase, no con un pañuelo. A partir de ahí empezamos a configurar nuestro propio leso para ponérselo a estos contenedores de chapa y lanzar un mensaje a la comunidad", cuenta Javier Serrano, el arquitecto del grupo.

Eligieron esta plaza —un descampado de tierra— como escenario porque es prácticamente el único espacio abierto que existe entre las caóticas calles de Kibera.

Pero también porque es un lugar "muy especial": el patio de recreo de una multitud de niños que asiste a colegios cercanos. "El mensaje es para ellos, porque el futuro está en sus manos", destaca Serrano, que confiesa que este proyecto ha sido uno de los más complejos a los que jamás se ha enfrentado debido a la dureza del lugar.

Boa Mistura, un grupo de cinco amigos que se conocieron a los 15 años pintando las paredes de su barrio en Madrid, recorre el mundo para transformar con su arte las calles y crear vínculos entre las personas. En Kibera lo han conseguido: mientras pintan subidos a un precario andamio, niños y mayores se acercan con curiosidad para ver de cerca el grafiti. Sus caras hablan por sí solas, se muestran encantados.

"El mensaje me gusta mucho. La verdad es que vivir aquí es duro. Sí, definitivamente somos héroes", sonríe orgulloso Chevy, vecino del barrio.

Incluso algunos residentes han tenido la oportunidad de participar en el mural. "Queríamos que se sintieran parte del proyecto", explica Serrano. "Va a ser bueno que cuando los vecinos de Kibera despierten y salgan a la calle, lean este mensaje que les recuerda lo que son. Especialmente los niños", comenta el keniano Geoffrey, que también vive en la barriada.

El proceso de creación del mural ha sido completamente "made in Kibera", ya que los chicos de Boa Mistura llegaron "con las manos vacías" dispuestos a inspirarse de la cultura keniana a través de su gente.

Confiesan que los primeros días entraron "en estado de shock". Al volver a casa, permanecían durante horas en silencio, intentando digerir la dureza de este suburbio donde vive cerca de un millón de personas. "En Kibera, las personas tienen una luz, brillo, energía y fuerza que demuestra que todos son héroes. Ser capaz de sobrevivir aquí, mantener viva la sonrisa, la mirada, la alegría... ese es el verdadero valor de esta comunidad", afirma Pablo Purón, otro de los integrantes del grupo.

Aunque reconoce que se trata de un barrio con muchas carencias y donde "hay un montón de cosas que se podrían hacer antes que pintar", asegura que su herramienta es la pintura y que con ella intentan aportar su granito de arena.

Para llegar de Madrid a Kibera, el colectivo, reconocido a nivel internacional y que ha trabajado en espacios como los townships (antiguos guetos negros) de Sudáfrica o las favelas de Brasil, inició una campaña el año pasado para recaudar fondos en España.

Tras su paso por Kenia, Boa Mistura pondrá rumbo a República Dominicana, donde rehabilitará varias casas victorianas en Salvaleón de Higüey.

Mientras, el grito de Kibera, "somos héroes", estará presente día tras día en los más pequeños durante la hora del recreo. "Queremos que no lo olviden nunca", insiste Purón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento