El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha contestado al PP regional que si quiere querellarse contra él por sugerir que la supuesta mordida percibida por lo 'populares' en 2007 como comisión por la adjudicación del contrato de basuras en el Ayuntamiento de Toledo "que se querellen", pero ha insistido en su convencimiento de que el partido en la Comunidad Autónoma ha tenido "problemas con la financiación".

"Si quieren presentarme denuncias, que me denuncien", ha enfatizado en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, tras lo que ha recordado que la anterior presidenta regional, María Dolores de Cospedal y "el resto" de su partido, "han llegado a plantear hasta 50 denuncias falsas" a cargos socialistas en el pasado. "La de dinero que nos hemos dejado en pleitos perdidos por Cospedal", ha lamentado.

Ha dicho que a estas alturas al PP "le vendría mejor querellarse contra Luis Bárcenas", y ha subrayado que cree que los ciudadanos "están convencidos de que faltan explicaciones del Partido Popular sobre su financiación".

"También dije que me alegraría si salieran inocentes. Me alegraría en lo personal. Si eso es de querellarse, que se querellen", ha continuado, señalando que lo único que ha hecho es recordar "que Cospedal reconoció que había 200.000 euros en el limbo, y el limbo no debe existir" cuando se trata de dinero público.

Consulta aquí más noticias de Toledo.