El encargado de un ciber en Marín (Pontevedra) ha sido trasladado al hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo con un fuerte golpe en la cabeza y en estado grave tras caer al suelo al recibir un puñetazo en la cara a raíz de una discusión con varios clientes en el interior del local.

Hay dos detenidos, de etnia gitana, que pasarán la noche en el calabozo de la Policía Nacional de Marín y este miércoles serán puestos a disposición del juzgado de guardia.

En declaraciones a Europa Press, el jefe de la comisaría local, Juan José Díaz, ha explicado que no descarta que se realicen más detenciones en las próximas horas tras el visionado y análisis de las imágenes de la cámara de seguridad del establecimiento, que grabó lo ocurrido. Con ese material se podrá determinar también el motivo de la reyerta que acabó en agresión física.

El incidente se produjo sobre las 14,35 horas en el locutorio y establecimiento informático CiberWar de la calle Concepción Arenal, donde, en el momento de la agresión, había bastantes usuarios que fueron testigos del suceso.

Huyeron y pretendieron denunciar a la víctima

Los clientes presuntamente implicados en la pelea huyeron del local en un vehículo y se dirigieron posteriormente a la comandancia de la Guardia Civil de Poio, donde manifestaron su intención de presentar una denuncia contra la víctima de la agresión, al que iban a culpar de haber iniciado el altercado.

Los agentes de la Benemérita, alertados desde la comisaría de Marín, retuvieron a los denunciantes hasta la llegada de los efectivos de la Policía Nacional, que trasladaron a los detenidos —uno de mediana edad y otro a punto de cumplir 18 años— hasta las dependencias policiales.

La víctima del ataque, un varón de entre 50 y 60 años, fue atendido inicialmente por los agentes de la Policía Nacional de Marín hasta la llegada de una ambulancia medicalizada, que le trasladó al centro hospitalario. Su estado de salud es grave, según fuentes policiales.

Durante el operativo, la Policía Nacional llegó a solicitar la colaboración de la Policía Local de Marín para regular el tráfico y mantener despejado el vial hasta la llegada del personal sanitario.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.